Afecciones visuales más frecuentes en los adultos mayores que viven con diabetes

En México, se calcula que uno de cada tres adultos padecen diabetes. Casi el diez por ciento de la población mexicana vive con esta condición, misma que se presenta con mayor frecuencia a partir de los sesenta años de edad.

Esta enfermedad incrementa el riesgo de perdida de la visión en algún grado, incluso ceguera si no cuenta con una supervisión médica de manera regular. Esto es importante si tomamos en cuenta que el deterioro visual empieza a manifestarse en los pacientes que viven con diabetes entre cinco y diez años posteriores al diagnóstico de la enfermedad.

Un paciente diagnosticado con diabetes mellitus debe considerar acudir con un oftalmólogo al menos una vez al año para que a través de un estudio de fondo de ojo, se pueda identificar oportunamente cualquier daño en los vasos sanguíneos“, comenta el doctor Jesús Arrieta, Médico oftálmologo del Instituto de Oftalmología Fundación Conde de Valenciana IAP.

El especialista señala que el tratamiento de cualquier enfermedad debe ser implementado desde el diagnóstico para evitar cualquier riesgo de pérdida irreversible de la visión, pues, agrega, que el ochenta por ciento de las enfermedades que causan ceguera se pueden prevenir si se detectan a tiempo.

En este sentido, el doctor Arrieta explica que la diabetes puede elevar el riesgo de padecer o empeorar enfermedades visuales tales como:

  • Retinopatía diabética
  • Edema macular diabético
  • Catarata
  • Glaucoma

Destaca, además que la falta de un control regular de la glucosa incrementa el riesgo de tener un alto nivel de azúcar en sangre, lo cual daña los vasos sanguíneos del cuerpo principalmente los que se encuentran en los ojos, corazón, nervios, pies y riñones.

Principales afecciones oculares

El experto refiere que cuando los vasos sanguíneos de la retina están deteriorados, proliferan y causan sangrado en la parte posterior del ojo, opacando el paso de luz dentro del ojo. A esto se le conoce como retinopatía diabética, considerada como la causa número uno de ceguera en México.

En cuanto al edema macular diabético ésta ocurre cuando los pequeños vasos sanguíneos en el centro de la retina se vuelven permeables y hacen que la mácula se inflame; nublando la vista de manera gradual. Se considera un padecimiento altamente discapacitante, al ser causa de ceguera total irreversible si no se trata a tiempo.

Por su parte, la catarata ocupa el primer lugar de ceguera reversible. Existen varios tipos de cirugía, en todos los procedimientos, la visión se restaura al extirpar quirúrgicamente la lente afectada y reemplazarla con una lente artificial conocida como lente intraocular (IOL).

Así mismo informa que las personas con diabetes tienen un cuarenta por ciento más de riesgo de padecer glaucoma que las personas sin diabetes. Esta enfermedad es considerada como “el ladrón silencioso de la vista”, causa daño al nervio óptico y la pérdida de la visión lateral. Es la primera causa de ceguera irreversible a nivel mundial y en México, es la segunda causa de discapacidad entre la población, señala el experto.

Finalmente el doctor Jesús Arrieta destaca la importancia de un diagnóstico oportuno para ofrecerle al paciente un tratamiento adecuado. Los más actuales son:

  • Cirugía láser
  • Vitrectomía
  • Colocación de un implante de drenaje
  • Cirugía del cristalino.