IMPACTO DE LAS REDES DE APOYO EN EL ADULTO MAYOR

Entenderemos por red social a “una práctica simbólica-cultural que incluye el conjunto de relaciones interpersonales que integran a una persona con su entorno social y le permite mantener o mejorar su bienestar material, físico y emocional y evitar así el deterioro real o imaginado que podría generarse cuando enfrenta dificultades, crisis o conflictos” (Guzmán, 2003:3).

Partiendo de la definición anterior, es importante destacar que una red de apoyo social “constituye una de las claves centrales de la experiencia individual de identidad, bienestar, competencia y protagonismo o autoría” según lo mencionan las doctoras María del Refugio Acuña Gurrola y Ana Luisa González Celis Rangel, en su estudio Autoeficacia y red de apoyo social en adultos mayores.

A lo largo del proceso de envejecimiento de cada individuo nos enfrentamos a nuevos roles familiares y sociales, cambios propios del envejecimiento, posible presencia de patologías, adaptación a nuevos entornos, entre otros, los cuales son factores que influyen en gran medida en la creación, adaptación e incluso aislamiento ante diferentes redes de apoyo.

Entre estas redes sociales se clasifican en:

 

 

Cada red social, brinda a un individuo diferente tipo de apoyo, por ejemplo: económico, de vestimenta, alimentación, alojamiento, apoyo laboral, de cuidado, salud y por ultimo pero no menos importante emocional y cognitivos, es decir: afecto, empatía, consejos e información. Estos últimos suelen tener mayor impacto en el estado de bienestar de un individuo, sin embargo Montes de Oca señala que la existencia de redes sociales “…no garantiza que el apoyo social sea constante…”.

En el caso de las personas adultas mayores, dentro de algunos de los beneficios que conlleva contar con redes sociales de apoyo se mencionan a continuación:

  • Se establecen nuevos vínculos de amistad.
  • Se recrea un sentido de pertenencia y una noción de colectividad.
  • Se promueve la socialización entre grupos de la misma edad o intergeneracionales.
  • Mejora la autoestima.
  • Promueve el autocuidado.
  • Fomenta el emprendimiento individual o colectivo, aún después de la jubilación.
  • Facilita el acceso a servicios de salud, educación, entre otros.
  • Promueve un apoyo mutuo, entre diferentes individuos.
  • Genera una autoconciencia ante diferentes situaciones.
  • Promueve la autonomía, la independencia y la confianza.
  • Intercambio de experiencias, ideas, información y consejos.

Es importante mencionar  lo importante que resulta conservar redes sociales de apoyo a lo largo de nuestra vida, pues éstas indudablemente juegan un papel importante en la mejora y conservación de una buena calidad de vida.

Y recuerda quetambién eres la red de apoyo social de alguien más.

 

 

María del refugio acuña-Gurrola; Ana luisa González-Celis-Rangel (s.f.) Autoeficacia y red de apoyo social en adultos mayores. Journal of Behavior, Health & Social Issuesvol 2num 2Pp. 71-81. PDF en http://www.journals.unam.mx/index.php/jbhsi/article/view/26792/25689

Verónica Zenaida Montes de Oca Zabala. (s.f.). Las redes de apoyo social: definiciones y reflexiones para gerontológos. En LATINOAMÉRICA ENVEJECE, VISIÓN GERONTOLÓGICA Y GERIÁTRICA. (57-65): Mc Graw Hill. http://envejecimiento.sociales.unam.mx/articulos/envejece_7.pdf

[Imágenes]

1.- fuente: Ocho (2015). Salud integral para adultos mayores. En Tollocan a ocho columnas, la nueva era del periodismo.

En http://8columnas.com.mx/salud-integral-para-adultos-mayores/

2.- DIF Jalisco (2013). Se reúnen a 85 grupos de adultos mayores entorno a la cultura y el deporte. En Gobierno del Estado de Jalisco. https://www.jalisco.gob.mx/es/prensa/noticias/6809