martes, junio 18, 2024
Alimentación

¿Qué tan saludable es comer fruta por la noche?

¡Desmintamos el mito de que comer fruta por la noche es negativo para tu salud!

Hoy vamos a platicarte un poco sobre este gran mito, y que, aunque tal vez hayas escuchado muchas cosas negativas sobre el consumo de fruta por la noche, hoy te vamos a compartir información basada en evidencia científica. A medida que envejecemos, nuestras necesidades nutricionales pueden cambiar, y entender cómo la alimentación durante todo el día afecta nuestra salud es esencial para mantener un estilo de vida saludable.

Beneficios de la Fruta por la Noche

  • Promueve el Sueño: Algunas frutas, como las cerezas, se han asociado con una mejora en la calidad del sueño. Aunque no contienen melatonina, pueden ayudar a regular los ciclos del sueño debido a su contenido de antioxidantes y otros compuestos beneficiosos.

  • Índice Glucémico Bajo: La mayoría de las frutas tienen un índice glucémico bajo o moderado. Esto significa que liberan glucosa en el torrente sanguíneo a un ritmo más lento que los alimentos con un IG alto, como los alimentos procesados o los dulces. Un aumento más gradual de la glucosa en sangre puede ayudar a mantener niveles de energía estables y evitar picos de azúcar en sangre.

  • Fibra: Las frutas son una buena fuente de fibra, que también puede ayudar a regular la absorción de glucosa en el cuerpo. La fibra ralentiza la digestión y absorción de carbohidratos, lo que puede contribuir a una liberación más lenta de glucosa en el torrente sanguíneo.

  • Hidratación: Muchas frutas, como el melón y la sandía, tienen un alto contenido de agua, lo que ayuda a mantenernos hidratados durante la noche, especialmente en climas cálidos o si tenemos una actividad física moderada durante el día.

Otras consideraciones muy importantes que puedes tomar en cuenta

Combinar frutas con proteínas y grasas puede ayudar a equilibrar aún más los niveles de glucosa en sangre. Las proteínas y las grasas ralentizan la digestión de los carbohidratos, lo que puede resultar en una liberación más lenta de glucosa en el torrente sanguíneo. Por ejemplo, una manzana con un puñado de almendras puede ser una excelente combinación.

Las proteínas y las grasas son nutrientes que ayudan a mantenernos llenos por más tiempo. Al combinar fruta de estos nutrientes, podemos prolongar la sensación de saciedad, combinando en tu cena proteínas ya sea de origen animal (pollo, carne, queso) o de origen vegetal (lentejas, frijoles, garbanzo).

Comer fruta por la noche puede ser una adición saludable a tu dieta, especialmente en esta etapa de tu vida. Como siempre, es recomendable consultar con un nutricionista o profesional de la salud para obtener una recomendación personalizada.

Elaborado por Estefanía Hernández | Nutrióloga