Conoce los mitos más comunes de los alimentos congelados y aprende a conservarlos

Conocer los mitos más comunes sobre los alimentos congelados, nos ayudará a aprovechar de mejor manera todos sus nutrientes .

Debido a la pandemia de COVID-19, las familias enfrentan nuevos desafíos al comprar comestibles.

Según hallazgos recientes, las ventas de alimentos congelados han aumentado un 78.8%.

Esto se atribuye al fácil almacenamiento por parte de los consumidores.

Y debido a queremos priorizar la alimentación de nuestra familia, la pregunta es ¿los alimentos congelados son nutritivos?

La respuesta es que ambos son saludables, pero lo ideal es saber cómo leer sus datos nutricionales.

Ésta es una de las mejores maneras de asegurarse de que se estás preparando comida saludable para la familia.

La información nutricional en las etiquetas nos permite comparar diferentes productos para seleccionar alimentos nutritivos.

Es importante considerar factores como el contenido de calorías, grasas, proteínas y azúcar en todas las marcas, lo que le ayuda a tomar decisiones más inteligentes.

Comprender la etiqueta de un alimento puede ser difícil; sin embargo, investigar un poco los términos en la etiqueta de un alimento puede ayudarte a saber qué buscar.

5 mitos sobre los alimentos congelados

Mito 1: Fresco es mejor que congelado

  • Este es un error común. Lo que la gente no se da cuenta es que los alimentos congelados, como las frutas y verduras, pueden tener más valor nutricional que los alimentos frescos.
  • Estos alimentos generalmente se recolectan en la madurez máxima y luego se procesan muy pronto después de la cosecha, lo que preserva los nutrientes.
  • Los productos frescos pueden tener una vida útil más corta debido al tiempo que tardan los alimentos en empacarse y enviarse y que permanecen en el supermercado.
  • La exposición al aire, la luz y el agua en el supermercado también puede reducir los productos frescos de ciertas vitaminas.

Mito 2: todos los alimentos congelados son ricos en sodio

  • Más fabricantes de alimentos están trabajando para reducir la cantidad de sodio para satisfacer las demandas de los consumidores conscientes de su salud.
  • Según la Asociación Estadounidense del Corazón, 9 de cada 10 personas consumen demasiado sodio. Recomendable no más de 2,300 mg por día.
  • Asegúrate de tomarte el tiempo de leer la etiqueta antes de hacer tu selección de alimentos, particularmente en comidas congeladas y platos principales.
  • Cuando compres verduras congeladas, opta por aquellas que no tengan sal agregada o salsas con sal.

Mito 3: Todos los alimentos congelados son altamente procesados

  • Esto podría haber sido cierto hace años, pero a medida que más consumidores se vuelven más conocedores de la nutrición.
  • Los fabricantes de alimentos están dando un paso al frente y ofreciendo más alimentos mínimamente procesados que están cerca de su estado natural.
  • Es más fácil en estos días, por ejemplo, encontrar comidas congeladas que contengan vegetales y granos integrales.

Mito 4: volver a congelar los alimentos congelados es malo

  • Seamos sinceros. Por mucho que tratemos de planificar nuestras comidas, los horarios ocupados hacen que nuestros planes cambien.
  • Esto significa que la carne que se descongeló puede necesitar volver a colocarse en el congelador.
  • Siempre que descongeles la carne en el refrigerador y no en el mostrador, lo cual es un gran no, no es aceptable devolverla al congelador.
  • La descongelación de alimentos a temperatura ambiente puede permitir que las bacterias se multipliquen rápidamente.
  • También puede provocar enfermedades transmitidas por los alimentos.
  • Pero, para ser justos, debe tenerse en cuenta que volver a congelar los alimentos puede comprometer la textura y el sabor.
  • Para obtener los mejores resultados, intenta utilizar carnes congeladas en platos cocinados como sopas o guisos.

Mito 5: Los alimentos congelados expiran

  • De acuerdo con el sitio web, FoodSafety.gov, los alimentos que se almacenan continuamente a 0 °F (-17.7 °C) se guardan indefinidamente.
  • Pero muchos congeladores domésticos no alcanzan temperaturas tan bajas, por lo que un plazo más realista para mantener los alimentos congelados es de 6 a 9 meses.
  • El almacenamiento de alimentos en paquetes herméticos o el uso de un kit de sellado al vacío elimina el aire de la bolsa del congelador para preservar los alimentos.

Por: Susan Bowerman, MS, RD, CSSD, CSOWM, FAND, Director Senior, Educación y Capacitación Nutricional Mundial, Herbalife Nutrition.