sábado, abril 20, 2024
Alimentación

Inicia tu día con dulzura y buena nutrición

Uno de los grandes mitos de la nutrición, es que no es posible consumir alimentos dulces que realmente nutran al cuerpo, pero la realidad es que buscar una alimentación más saludable es aprovechar el dulzor natural del alimento para darle sabor al platillo sin descuidar en ningún momento el equilibrio y la riqueza nutrimental detrás de un platillo.

Existen alimentos que son necesarios para cubrir los requerimientos de micronutrientes y de antioxidantes, además que son aliados en una buena digestión, en esta ocasión te vamos a compartir un platillo fácil de hacer y una versión mucho más nutritiva pero deliciosa de los roles de canela

Armar combinaciones ricas en nutrientes y con alimentos de canasta básica

Voy a compartirte un poco de los grandes beneficios a tu salud al incluir alimentos como el atún es una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico y de fácil digestión. Contiene ácidos grasos omega 3   los cuales son esenciales, y debemos obtenerlos de nuestra alimentación, esto contribuirá a tener una mayor salud cardiovascular, mejorar el funcionamiento del sistema nervioso, mantener un buen funcionamiento del sistema inmune. Una recomendación general para poder beneficiarnos de estos alimentos de origen animal es consumir 2 veces a la semana pescados grasos para obtener esta fuente de grasa esencial, además de lograr disminuir el consumo de carnes rojas. Recuerda que también puedes variar tu fuente de proteína agregando leguminosas como frijoles, lenteja y garbanzo

Que no te cuenten que comer sano no es sinónimo de comer delicioso

Pasemos entonces al procedimiento e ingredientes de este rico desayuno en menos de 15 minutos.

Ingredientes
·       1 pieza de huevo
·       Vainilla
·       1/4 de taza de requesón
·       Canela en polvo
·       3 cucharadas de yogurt natural sin azúcar
·       2 piezas de pan de caja

Preparación

  1. Primero aplanar las piezas de pan de caja con ayuda de un rodillo o lo que tengas a la mano, rellenar con el requesón, y después enrollar apretando bien.
  2. Cortar los rollitos en pequeñas piezas como en la foto, de modo que queden mini roles
  3. Mezclar el huevo y un chorrito de vainilla y bañar cada rol en esta mezcla
  4. Después empanizar muy bien con canela
  5. Pasar a un sartén antiadherente y dejar que se cocine perfectamente el huevo y queden tostados
  6. Servir y bañar con el yogurt combinado con vainilla al gusto y agregar mucha canela.
  7. ¡Disfruta tu alimentación y nútrete!

También te puede interesar:

Señales que necesitas un descanso mental