lunes, julio 22, 2024
Alimentación

Dieta detox la peor dieta para los adultos mayores

Llega enero y la recomendación sobre “desintoxicar” nuestro cuerpo está en todos lados, descubramos la realidad detrás de esta peligrosa dieta.

En esta ocasión te queremos compartir la verdad sobre esta dieta que se ha popularizado tanto en los últimos años, recuerda que toda información debe ser sustentada con una base científica para asegurarnos de no poner en peligro nuestra salud.

Una de las principales preocupaciones en torno a la dieta detox es la falta de evidencia científica sólida que respalde sus afirmaciones. Aunque los defensores en internet y por todos lados argumentan que eliminar ciertos alimentos puede ayudar a liberar al cuerpo de toxinas, la realidad es que tu cuerpo humano tiene sistemas de desintoxicación eficientes, como el hígado y los riñones. No hay evidencia sólida que respalde la idea de que la dieta detox mejora estos procesos naturales.

Ahora hablemos un poco sobre los riesgos que puede desencadenar en tu vejez.

Esta dieta detox puede plantear riesgos nutricionales significativos. La eliminación o restricción extrema de ciertos grupos de alimentos puede llevar a deficiencias nutricionales, particularmente en vitaminas y minerales esenciales. Esto es especialmente preocupante en una etapa de la vida donde la nutrición adecuada es crucial para mantener la salud óptima.

 

Impacto en la salud digestiva

Las dietas detox a menudo incorporan cambios bruscos en la ingesta de fibra y líquidos, lo que puede tener un impacto negativo en la salud digestiva, especialmente para ti como adulto mayor, porque el estreñimiento es un problema frecuente. Además problemas como la diarrea, la deshidratación y las alteraciones en tu microbiota intestinal son riesgos potenciales asociados con este tipo de régimen.

 

Exploremos los efectos en tu energía y tu función cognitiva

La restricción calórica, común en muchas dietas detox, puede afectar la energía disponible para los adultos mayores. Esto puede resultar en fatiga, pérdida de masa muscular y un impacto potencial en la función cognitiva. En una etapa de la vida donde la preservación de la fuerza y la función cerebral es esencial, estos efectos son preocupantes y conllevan otro tipo de riesgos para la salud.

Recuerda que los riesgos nutricionales, los impactos en la salud digestiva y los efectos en la energía y la función cognitiva plantean preocupaciones significativas. Al tomar decisiones informadas sobre la nutrición, puedes adoptar enfoques más equilibrados que respalden su bienestar general sin comprometer su salud a largo plazo, para ello, agenda tu tratamiento nutricional y aprende a comer delicioso y con un enfoque saludable.

 

“Que comer rico y sano siempre sea posible”
Elaborado por Estefanía Hernández | Nutrióloga