jueves, febrero 22, 2024
Lo que debes saber

Todo lo que debes saber sobre barras de apoyo

La seguridad en el hogar es esencial y las barras de apoyo se caracterizan como aliados confiables para garantizar la estabilidad y autonomía de aquellas personas con movilidad limitada o algún grado de dependencia.

 En este blog, exploraremos lo que necesitas saber sobre estas herramientas que pueden marcar la diferencia en la vida diaria de quien lo requiera.

Primero lo primero… ¿Qué son las Barras de Apoyo?

Las barras de apoyo son elementos diseñados para proporcionar estabilidad y apoyo adicional, facilitando movimientos seguros y reduciendo el riesgo de caídas. Estas no solo son simples accesorios, son guardianes discretos que brindan confianza y autonomía.

Ahora bien, existen diferentes Tipos de Barras de Apoyo: ¡Descubre tu Mejor Opción!

Desde barras fijas hasta abatibles, el mercado ofrece variedad para adaptarse a diferentes necesidades. Barras verticales junto al inodoro, horizontales en la ducha o abatibles cerca de la cama, la elección dependerá de la disposición del espacio y las preferencias personales.

 

Pero ¿Dónde colocarlas estratégicamente en el Hogar?

 

Las ubicaciones estratégicas incluyen baños, pasillos, cerca de escaleras y zonas de descanso. Identificar estos lugares clave maximiza la utilidad de las barras, creando un entorno seguro y accesible.

Incluso no descartes preguntar directamente a la persona, qué actividades son las que le representan mayor dificultad y le sería de apoyo tener la barra de apoyo.

 

Pregunta del millón ¿Cuándo Optar por Barras de Apoyo?

  • Postcirugía o Recuperación: Agilizan la rehabilitación.
  • Problemas de Movilidad: Para aquellos con dificultades al caminar.
  • Prevención: Antes de que la necesidad sea evidente, instalarlas preventivamente.

 

Consejos para su Instalación:

  • Altura Adecuada: Colócalas a la altura precisa para garantizar un soporte óptimo.

 Para barras junto al inodoro, la altura ideal es entre 32 y 36 pulgadas desde el piso. En la ducha, colócalas a una altura que permita un agarre cómodo,              generalmente entre 33 y 36 pulgadas.

  • Material Resistente: Opta por barras de calidad, preferiblemente de acero inoxidable, para durabilidad y resistencia a la humedad.
  • Instalación Segura: Asegúrate de que estén firmemente sujetas a la pared, siguiendo las indicaciones del fabricante.
  • Olvídate de las Ventosas: Aunque las barras de apoyo con ventosas pueden parecer convenientes, es preferible optar por las barras fijas. Las de ventosas pueden deslizarse o soltarse, comprometiendo la seguridad. La estabilidad que brindan las barras fijas es incomparable.
  • Verifica la Carga de Peso: Antes de la instalación, asegúrate de que las barras de apoyo estén diseñadas para soportar el peso necesario. Verifica las especificaciones del fabricante y elige barras que se adapten a las necesidades particulares de quienes las utilizarán.

 

Otro consejo útil

  • Colores Contrastantes: Pinta las barras con colores contrastantes para una mejor visibilidad, especialmente en personas con deterioro visual.

 

En conclusión, las barras de apoyo no son solo elementos prácticos, son inversiones en seguridad y bienestar. Al entender sus beneficios, saber cuándo y cómo instalarlas, y aplicar consejos poco convencionales pero efectivos, estamos construyendo hogares que abrazan la vejez con confianza y dignidad. ¡Un paso seguro a la vez!

Elaborado por Jazmín Camacho | Gerontóloga