jueves, junio 13, 2024
Alimentación

En la vejez, primero los alimentos

El uso de suplementos nutricionales, de vitaminas y minerales, muchas veces se toma de forma indiscriminada, pero hay muchas razones para evitar estos suplementos si no son necesarios, primero

porque hay un riesgo de toxicidad cuando se consumen en cantidades muy elevadas y cuando son necesarios y también desde el punto de vista económico. ¡Ahorramos bastante!

Evitando estos suplementos, es importante solo consumirlos cuando son prescritos por un profesional de la salud, alguien que conozca tu caso, tus hábitos, todo para mejorar de forma individual tu estilo de vida.

Y aunque si los suplementos nutricionales en ocasiones pueden ser útiles y aportan en casos calorías, proteínas, vitaminas, que son nutrientes esenciales, siempre preferimos claro consumir alimentos y beber líquidos con un sabor que nos guste mucho, ¿por qué? Porque de esta manera también disfrutamos, de acuerdo a nuestros gustos, esto nos hace mucho más fácil comer para nutrir el cuerpo y ser más sanos. Recuerda que la alimentación no es más que una lata llena de nutrientes, también es cultura, es tradición, es celebración por eso intenta comer alimentos reales, incluir alimentos de origen vegetal, proteínas de origen animal más magras, frijoles, lentejas, lácteos bajos en grasa.

Existirán casos donde tengan que utilizarse suplementos debido a que los requerimientos son especiales por una enfermedad, algún problema de absorción, pero en este caso todo se individualiza, si eres adulto mayor sin enfermedades crónicas te daré unas recomendaciones generales para mejorar mucho tu salud:

*Selecciona

Leche y productos lácteos bajos en grasa, pescado, carnes y aves magras, frutos secos, leguminosas y semillas. Elige verduras y frutas frescas, alimentos integrales, esto aumenta la fibra, nutrientes como potasio, calcio y vitamina D. Come especialmente verduras de hoja verde, rojas, naranjas. Procura que al menos la mitad de tus cereales sean integrales.

 

*Realiza un ejercicio

que disfrutes y de acuerdo a tu condición cumpliendo con mínimo 30 minutos de ejercicio al día.

 

*Intenta revisar

tus productos del súper, revisa que no contengan un exceso de sodio o de grasas saturadas, y procura disminuir los cereales refinados. Puedes leer la lista de ingredientes de tus productos del súper y verificar que en ellos no se encuentren azucares añadidos, revisa nombres como jarabe de fructosa, jarabe de maíz, sacarosa, dextrosa, glucosa, melaza, caramelo, evita los productos que los contengan, ya que es azúcar disfrazada en los productos.

 

¡Recuerda disfrutar tu alimentación!

Creer en el balance, pero siempre preferir una alimentación más real y con alimentos que te hagan sentir bien. Consulta un plan adecuado a ti, a tus necesidades, no sigas dietas de otras personas y veras muchos beneficios a tu salud.

También te puede interesar:

10 Claves para cuidar sintiéndose bien