viernes, junio 14, 2024
Alimentación

Disfruta de bebidas refrescantes este verano para adultos mayores

¡Optimizar tus horas de sueño es crucial para tu vejez, aprende a hacerlo escogiendo ciertos alimentos!

Hoy te queremos compartir estas opciones para que en este verano evites la deshidratación a toda costa, ya que esto es esencial. Muchas bebidas comerciales contienen altos niveles de azúcar y aditivos que no son los más saludables, lo que puede ser perjudicial para la salud, especialmente en la vejez. Entonces para satisfacer las necesidades nutricionales es esta etapa de tu vida durante los meses más calurosos del año, hay muchas opciones muy ricas y fáciles de hacer:

Agua de frutas naturales y hierbas

El agua de frutas y hierbas es una opción ideal para hidratarse y refrescarse de manera natural. Puedes prepararla fácilmente añadiendo frutas frescas, como fresas, sandía o melón, a una jarra de agua fría. Además, puedes agregar hierbas como menta o albahaca para darle un toque de sabor extra. Esta bebida es baja en calorías y rica en antioxidantes, vitaminas y minerales esenciales para el bienestar, recuerda intentar conservar el sabor dulce natural con las frutas o si decides endulzar, utilizar Stevia natural.

Té helado

El té helado es una opción refrescante y saludable. Opta por té verde, té de hierbas o té negro sin azúcar añadida. El té verde es muy benéfico debido a sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Puedes añadir unas rodajas de limón o hierbabuena para darle un toque más fresco.

Smoothies nutritivos

Los smoothies son una excelente manera de disfrutar de una refrescante bebida y obtener nutrientes esenciales al mismo tiempo. Puedes prepararlos con ingredientes como yogurt bajo en grasa, frutas congeladas y verduras de hoja verde, como espinacas. Los smoothies son una opción muy fácil y más económica y los puedes adaptar a tus preferencias y antojos durante el día con la fruta de temporada que más te guste!

Agua de coco

El agua de coco es una bebida naturalmente refrescante y baja en calorías. Además de ser hidratante, el agua de coco es rica en electrolitos, como el potasio y el magnesio, que ayudan a mantener el equilibrio hídrico del cuerpo. Asegúrate de elegir el agua de coco natural sin azúcares añadidos para obtener todos sus beneficios.

Infusiones de hierbas frías

Las infusiones de hierbas heladas son una opción refrescante y saludable si buscas algo más ligero. Puedes prepararlas con hierbas como manzanilla, lavanda, jengibre o Jamaica. Estas infusiones no solo hidratan, sino que también pueden ofrecer propiedades relajantes, mejorar la digestión y aportar antioxidantes.

Recuerda consultar con un profesional de la salud, tu nutricionista para adaptar estas opciones a tus necesidades específicas. ¡Disfruta de tu verano comiendo rico y sanando!

 

Elaborado por Estefanía Hernández | Nutrióloga