¡Dame uno de 3 1/2!

Hace algunos años, no todo estaba tan avanzado en cuanto a tecnología, y sabemos que ya has escuchado hablar de ello, pero hoy queremos recordar esas épocas de los Floppy Disk o los Disquetes

un producto que posteriormente seria reemplazado por los Compact Disc (CD), y que luego se convertirían en las USB y que esperamos ansiosos cual será la nueva forma de guardar nuestros archivos, aparte de las famosas nubes.

¿Aun recuerdas lo que era guardar todo en tan solo 1.2 Megabytes?

Durante los mejores años de este artilugio podías encontrar cajas llenas de disquetes con una leyenda que mostraba que tipo de información se guardaba en ella, ya fueran documentos, fotos, hojas de cálculo, programas y si… hasta videojuegos, algo que por la cantidad de almacenamiento tan pequeño hoy seria inimaginable pensar cuantos disquetes necesitaría para guardar todo lo que hoy tienes en tu computadora en dicho dispositivo.

Su capacidad llegó a tener un máximo de 240 Mb, pero sus primeros diseños eran de tan solo 150 Kb, su existencia, duró de 1971 al año 2000, siendo rápidamente desplazados por los Discos Compactos.

Como cualquier dispositivo tuvo sus grandes avances conforme pasaba el tiempo y sus creadores lo iban mejorando, así, fue que en 1977 se lanza una versión mejorada de los mismos, es decir, un disquete de 8 pulgadas y de doble cara que podía almacenar hasta 1,2 Mb.

Entre sus diferentes modelos de podían encontrar los disquetes de 5 1/4 pulgadas y que solo tenían un espacio de 110 Kb, durante 1982 nació el disquete de 3 ½ pero con tan solo 264 Kb y fue hasta el año de 1986 que salió un formato mejorado que alcanzaba apenas los 100 Mb de capacidad. No fue hasta el año de 1997 que dicho disquete fue mejorado con un almacenamiento máximo de 240 Mb.

Muchos no podremos olvidas aquella marca sobre esos disquetes que decía “IBM” empresa creadora de dichos dispositivos de almacenamiento, y vaya que para su tiempo fueron bastantes útiles, era tan común escuchar un “Dame uno de 3 1/2 “como hoy nos es común escuchar sobre las USB, un dispositivo que al igual que estos discos han tenido su auge y han pasado por diferentes mejoras, siendo hoy por hoy uno de los mejores métodos para contener y salvaguardar la información.

Las características clave de estos disquetes, era que los encontrabas de diferentes colores, que podías colocar estampas, inclusive personalizadas en el frente y que existían hasta cajas especiales para que fueran transportados.

Para algunos coleccionistas son piezas codiciadas y según la información que pudieran contener y la integridad de estas pueden ser vendidos a diferentes precios. Sus precios rondan entre los $90 pesos y hasta los $1,150 pesos.

Así que ya sabes, si aun tienes disquetes en buen estado y no sabes que hacer con ellos, tal vez sería buena opción venderlos a gente que le guste coleccionar!

También te puede interesar:

https://longevitta.mx/tecnologia/coronavirus-area-de-oportunidad-para-favorecer-el-acceso-a-los-adultos-mayores-y-las-tics/

 

 

Fuente:

AZ adsl Zone. (febrero de 2021). Casi 30 años de disquete: así eran los ‘tres y medio’ de hasta 240 MB. Obtenido de https://www.adslzone.net/2018/10/27/diskette-disquete-tres-y-medio/

Mercado Libre. (febrero de 2021). Floppy 3 1/2. Obtenido de https://computacion.mercadolibre.com.mx/floppy-3-1%2F2