Coronavirus: Área de oportunidad para favorecer el acceso a los adultos mayores y las tic´s

Resumen

La pandemia originada por el coronavirus ha cambiado la vida de la población en el mundo, y  México no es la excepción, las acciones de la política pública para proteger la salud de la población, afecto las actividades cotidianas de los mexicanos, sobre todo la de los adultos mayores quienes al pertenecer al grupo de riesgo para contraer la enfermedad, presentaron la mayor cantidad de restricciones durante la cuarentena implementada en México.

La interacción y la comunicación con el entorno fueron algunas de las actividades que se vieron seriamente afectadas, a pesar de las tecnologías de la información y de las comunicaciones (TICs) aún existe una gran brecha digital que restringe o limita los beneficios a las Personas Mayores, propiciada por diversas circunstancias. En el presente artículo se busca dar un panorama de algunas de estas problemáticas que limitan a los adultos mayores así como las áreas de oportunidad que se tienen para mejorar este acceso a las tics.

 

Introducción

La pandemia que tuvo su origen en Wuhan una población de China en diciembre del 2019, afecto al mundo de una forma acelerada, sin embargo en México se tuvo un retraso de algunas semanas antes de su propagación, fue hasta el 28 de febrero cuando se detectaron los primeros casos1, pero fue hasta el 14 de marzo cuando se comunicó que se iniciaba la “Jornada Nacional de Sana Distancia” con énfasis especial a las personas con mayor riesgo de contagio en el que encuentran las Personas Mayores con o sin enfermedades crónicas no transmisibles, entre otros; dándose a conocer a través del diario oficial de la federación el día 24 de marzo2. En el cual se suspensión temporalmente las actividades no esenciales, así como la limitación de las congregaciones o movilidad de las personas.

Al cerrar los establecimientos categorizados como “no esenciales”, como las casas de día, centros religiosos, laborales, culturales, gubernamentales, entre otros; que permitían la interacción de la mayoría de las personas, incluidos los adultos mayores; muchos de estos establecimientos buscaron diversas alternativas para llegar a la comunidad, como las transmisiones por internet a través de diversas plataformas como “You Tube”, “Facebok live”, “Zoom”, entre otras, las cuales requieren diversos conocimientos básicos para su uso, además de dispositivos digitales como los Smartphone, Tablets o computadoras los cuales también requieren de conocimientos básicos para su uso adecuado.

Como estas, existen otras circunstancias que limitan o excluyen el uso de las tics para interactuar con la comunidad como son: la brecha digital, la velocidad en los avances tecnológicos, el índice de pobreza o la conectividad.

Brecha digital

La brecha digital es un concepto que se utilizó por primera vez en los años noventa para hacer referencia a la brecha que se estaba creando entre los países, los grupos sociales y las personas que tenían acceso a las tecnologías digitales y los que no lo tenían3, existen numerosas investigaciones y reportes donde se observa la brecha digital que existe en México entre los Adultos Mayores y otros grupos etarios.

 

A pesar del aumento en el uso del internet en los adultos mayores, reportado en la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) donde podemos comparar en el 2015, el 5.2% de los adultos mayores encuestados usaba el internet, para el 2018 aumento al 8.1, sin embargo comparados con otros grupos de edad, podemos observar la brecha digital, como la que se observa entre los 25 y 34 años que en el 2015 usaban el internet el 19.9% subiendo al 20.2% en el 20184. La diferencia que existe en el uso de dispositivos como la computadora en donde en el 2015 solo el 5% usaban la computadora subiendo a un 6.6% de los encuestados para el 2018, pero si también lo comparamos con el mismo grupo de 25 a 32 años donde en el 2015 usaban el 18.5% para el 2018 subió a 18.9% casi triplicando la cantidad de usuarios4.

Con cifras como estas se puede notar que el uso de las tecnologías es distinto en los grupos de edad, logrando una mayor visibilidad de la brecha digital en el momento de la pandemia y en su comienzo a la nueva normalidad en México, debido a que en la mayoría de las ciudades y áreas conurbadas los establecimientos para productos o servicios requieren del acceso a dispositivos y al internet.

 

Avances tecnológicos

La unión Internacional de Telecomunicaciones creo un comité para definir los cambios en las generaciones en los dispositivos y redes, los cuales han avanzado de manera acelerada comparada con los primeros teléfonos por la década de los 80, los cuales solo permitían llamadas, para dar paso en 1990 a las 2g (segunda generación) en la cual permitía envíos de mensajes de texto, 10 años después llego la 3g donde los teléfonos podían además de los otros avances, el conectarse a internet y mandar correos electrónicos a cualquier parte del mundo. Para llegar, en este 2020 a la 4g y en puerta la tecnología 5g, donde lo primordial es conseguir la mayor velocidad que permita la conexión, dado la gran cantidad de datos que se requieren para las miles de aplicaciones que se encuentran en los dispositivos.

Hoy en día con esta tecnología estamos a un solo clic para hablar e interactuar a través de una video-llamada, con alguien en cualquier parte del mundo o solicitar algún servicio como un taxi o comida de tu establecimiento favorito, algo que para las nuevas generaciones es tan básico como prender la televisión, sin embargo para las Personas Mayores que vivieron en una época sin los controles remotos, ni un dispositivo que permitiera comunicarse de forma instantánea con otras personas distintas a las cartas o telegramas es todo un reto, a lo que se agrega el miedo a los riesgos tecnológicos como los hacker o virus que roben tu información o hagan inservibles los dispositivos.

 

Índice de pobreza.

Lamentablemente como todos los servicios básicos como lo son la luz o el agua, el internet y el acceso a los dispositivos en las comunidades rurales se vuelven inaccesibles, debido a que existe un mayor énfasis en otorgar estos servicios a las ciudades, por lo cual los costos y precios aumentan para estas comunidades que tienden a ser de mayor vulnerabilidad debido a que en algunas, ni a la atención de la salud tiene acceso. Por medio de cifras del CONEVAL en México podemos observar que se tienen un 41.9 % de pobreza a nivel nacional. Y en donde un 41.1% de los Adultos Mayores se encuentra en esta situación de pobreza. Aun no se establecen estimaciones o cifras del aumento real del índice de pobreza en el país posterior a la pandemia por el COVID 19 debido a que aún existen algunas restricciones a los sectores económicos. Lo que se sabe es que traerá consigo un mayor rezago para estos grupos.

 

Conectividad

La conectividad y el índice de pobreza van muy ligados debido a la poca inversión que existe en muchas de las comunidades alejadas a las ciudades, las políticas públicas en el plan nacional de desarrollo no son claras en cuanto a brindar el acceso a internet o las conexión a estas comunidades, a pesar de los avances para llegar a los lugares más apartados de México son muchas las comunidades que no cuentas con estos beneficios, las cifras del INEGI indican que el 49% de viviendas no tienen acceso a la red, principalmente en 7 estados: Chiapas, Estado de México, Guanajuato, Jalisco, Oaxaca, Puebla y Veracruz.4.

 

Conclusiones

En México, a la fecha aún se ve lejano volver a un punto como antes de la pandemia, y las políticas del gobierno comienzan la idea de una “nueva normalidad”, que visualiza entre sus acciones un mayor apego a las tecnologías, donde se busca que sea nuestro mayor aliado, pero  mientras no se busquen soluciones a los problemas previos se marginara a un más a los grupos vulnerables como lo son las Personas Mayores. Afortunadamente la pandemia permitió visibilizar el panorama en el rezago en el que se encuentra este grupo, pero el futuro es poco alentador debido a otros factores como lo son la economía nacional y las diferentes políticas de salud que se implementaran mientras exista la pandemia.

Sin embargo cambiar las problemáticas no solo dependen de las acciones de gobierno, existen acciones que se puede realizar dentro de la comunidad para apoyar a las Personas Mayores, algunas tan básicas como, eliminar los estereotipos de que las Personas Mayores no pueden aprender o que su nivel de capacidad es limitada. Se pueden generar grupo sociales que orienten y permitan el uso supervisado de los dispositivos para brindar mayor confianza a las Personas Mayores y se sientan en la plena comodidad de navegar como lo hacen otros grupos de edad. Implementar estrategias dentro de grupos sociales ya establecidos para acercarse a las personas Mayores de mayor marginación y sus comunidades que permitan una interacción. Las crisis como la causada por la pandemia de coronavirus pueden convertirse en áreas de oportunidad y mejora para las comunidades.

 

Por: Jesús Arturo Arias Mendieta

Licenciado en Enfermería y Especialista en Administración Gerontológica 

 

Bibliografía

 

1.- Domínguez, Pedro (2020). Coronavirus llega a México: los casos confirmados. México: Milenio Digital.

2.- Secretaria de Salud (2020). Acuerdo por el que se establecen las medidas preventivas que se deberán implementar para la mitigación y control de los riesgos para la salud que implica la enfermedad por el virus SARS-CoV2 (COVID-19). México

3.- Selwyn, N. (2004), “Reconsidering political and popular understandings of the digital divide”, New Media Society, vol. 6, N° 3, SAGE.

4.- INEGI. (2018), Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnología de la Información en los Hogares (ENDUTIH), México: página de internet inegi.gob.mx. Fecha de revisión 08/07/2020

5.- CONEVAL (2018) Medición de la pobreza. México: página de internet coneval.gob.mx Fecha de revisión 09/07/2020