Tips para cuidarnos de las alergias en primavera

La primavera está a punto de comenzar, es momento de guardar todas las chamarras en el clóset y comenzar a sacar prendas más frescas.

Sin embargo, con la llegada de esta época, muchas personas comienzan a sufrir de alergias y debes saber que no todas son del mismo tipo. Por ello, expertos de Honeywell te comparten algunas de las más comunes:

Rinitis

La enfermedad alérgica más frecuente de todas. Consiste en una inflamación aguda de la mucosa nasal, que se manifiesta con estornudos frecuentes, congestión, abundante secreción y picazón nasal.

Conjuntivitis

Es una inflamación de la conjuntiva ocular que se asocia a la rinitis alérgica y sus síntomas son el lagrimeo y enrojecimiento de los ojos.

Otitis alérgica

Consiste en la inflamación de los conductos del oído y que a partir de esto genera una mala ventilación e irritación de la mucosa del oído.

Seguramente te estás preguntando ¿cómo puedo evitar que las alergias me impidan disfrutar de la primavera? Aquí están algunos tips que puedes seguir para evitarlas:

Ventilar la casa

A primera hora de la mañana y por poco tiempo entre 5 y 10 minutos y luego cierra las ventanas para evitar que el polen u otros alérgenos entren a tu hogar.

En la oficina o tu auto: Evita abrir las ventanas, especialmente si afuera tienes un parque o una zona donde haya muchos árboles o pasto.

Si utilizas el aire acondicionado

Trata de que no sea por mucho tiempo, ya que el uso en exceso reseca las mucosas, haciéndolas más vulnerables a infecciones como rinitis y faringitis, entre otras.

Algún tipo de lentes de sol o protector

Es importante usar algún protector para evitar que el polen impacte en tus ojos y por consecuente te dé un cuadro de conjuntivitis alérgica.

Si vas a realizar algún tipo de deporte u actividad

Si vas a estar al aire libre es importante que uses ropa con manga larga para prevenir la sobre exposición al polen.

Si tienes mascotas

Es mejor mantenerte alejado de ellos o mantener su pelaje corto. No decimos que las olvides, únicamente evita abrazarlos o estar en contacto directo con ellas.

En ocasiones es muy probable que la gente confunda una alergia con algún síntoma de resfriado o gripa. Por lo que es recomendable consultar a un médico para que te proporcione un diagnóstico correcto y seguro.