martes, junio 18, 2024
Salud

10 hábitos para evitar y solucionar el crecimiento prostático

El crecimiento prostático, suele afectar en gran medida a los hombres mayores de 40-45 años, dado a que en ese rango de edad, la próstata comienza con cierto grado de crecimiento. Este crecimiento puede ser benigno (hiperplasia) o maligno (cáncer). Sin embargo los síntomas característicos de este padecimiento suelen manifestarse a partir de los 60-65 años.

 

Entre los principales signos destacan: 1

  • Disminución en el grueso y fuerza del chorro urinario.
  • Pujo al iniciar la micción.
  • Goteo terminal.
  • Sensación de vaciado incompleto.
  • Retención aguda de la orina.
  • Levantarse por la noche a orinar (nicturia)

 

No todos los hombres con crecimiento prostático manifiestan los mismos síntomas, no tampoco se ha comprobado que una relación directa entre la severidad de los síntomas y el tamaño de la próstata.

El tomo III de la guía de 10 Hábitos efectivos para la salud del adulto mayor, propone las siguientes 10 estrategias para evitar y solucionar el crecimiento prostático:

 

Llevar una dieta balanceada recomendada por un especialista en el área.
Mantener el peso corporal dentro de los rangos específicos individuales para cada persona.
Evitar el consumo de alcohol de forma exagerada y tratar la adicción al tabaco a fin de eliminar su consumo.
Tratar las infecciones de vías urinarias y, en caso de que se presenten continuamente, buscar consejo médico.
Conocer todos los síntomas de la enfermedad para iniciar su tratamiento desde las primeras etapas.
Acudir a revisiones médicas frecuentes, ya que la mejor manera de prevenir una enfermedad es detectarla en etapas tempranas.
Si el médico lo considera apropiado, se debe considerar al tacto rectal como parte fundamental de la exploración física y de vital importancia para detectar otros problemas que puedan pasar desapercibidos.
Sólo utilizar los medicamentos que se recomiendan por el médico, nunca utilizar medicamentos «naturistas».
Nunca suspender los medicamentos a menos que así lo indique el médico que lleve su caso.
En caso de que el problema amerite ser sometido a cirugía, cerciorarse de que el médico que lo practicará es un especialista en el área.

 

 

REFERENCIAS:

1.- Guía de Práctica Clínica. (2009). Diagnóstico y tratamiento de la hiperplasia prostática benigna. México: Secretaria de Salud. http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/176_GPC_HIPERPLASIA_PROSTATICA/Gpc_hipertrofia_prostatica.pdf

2.- INGER. Et al. (2011). 10 Hábitos efectivos para la salud del adulto mayor. Tomo III. México. http://saludnutricion.ibero.mx/recursos/10habitos-3.pdf