Rinde ISSSTE homenaje a los abuelos, reconocen años de vida y servicio que han brindado al Estado, la sociedad y sus familias

Más de dos mil jubilados, pensionados y adultos mayores abarrotaron el Salón “Los Ángeles, ícono de ritmos populares con 82 años de tradición. Se dieron cita para bailar con la música del Grupo Caney y Acerina y su Danzonera; invitados por el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) para festejar el Día de la Abuela y el Abuelo.

El Director Normativo de Prestaciones Económicas, Sociales y Culturales, Edgar Díaz Garcilazo, dio la bienvenida a la gran familia de adultos mayores del ISSSTE. Les transmitió de parte del Director General, Luis Antonio Ramírez Pineda, una calurosa felicitación. “Su optimismo y energía nos motivan a hacer nuestro trabajo con empeño y a mejorar la calidad de la atención y los servicios que en el Instituto les brindamos día a día para su bienestar”, enfatizó.

Dijo que “todos quienes trabajamos en el Instituto reconocemos los años de vida productiva y servicio que han brindado al Estado y a la sociedad. Por ello tenemos el firme propósito de proporcionarles más y mejores servicios como: las Casas de Día; mayor oferta de turismo a precios económicos a través de TURISSSTE; incrementar las visitas recreativas de jubilados y pensionados radicados en los estados a la Ciudad de México a los centros Convive y Vacacional ISSSTEHuixtla, en el estado de Morelos”.

En el ISSSTE los queremos sanos, activos e integrados a sus familias y a la sociedad, agregó Edgar Díaz, para posteriormente unirse al baile con entusiastas abuelas.

Disfrutando

Joviales, ataviados con sus mejores trajes, vestidos y accesorios como sombreros, plumas y lentejuelas, las abuelas y abuelos dieron muestra de sus mejores pasos de baile. Todos ellos bailando en ritmos como danzón, cumbia, salsa, cha-cha-cha, rock and roll y swing, con fabulosas interpretaciones de las orquestas invitadas.

Lupita Rangel, bisabuela de 60 años y derechohabiente del ISSSTE, asegura que “llegar a la tercera edad realizada como hija, esposa, madre, con salud y alegría de vivir, es una gran satisfacción. Junto con mis amigas, disfrutamos mucho de bailar en eventos como este; no tener pareja no es impedimento para participar”.

Por su parte, Ramiro Sánchez Renovato, de 76 años, profesor jubilado, sobresale en la pista por su porte y atuendo cien por ciento pachuco. Vistiendo un saco blanco de solapa ancha y un sobrero de terciopelo rojo con su respectiva pluma; bigote perfectamente aderezado y la clásica actitud de conquistador. También es un feliz abuelo de cuatro nietos y un hombre enamorado del danzón.

Disfrutar del Día de la Abuela y el Abuelo en el Salón “Los Ángeles tiene mucho significado. Es un lugar donde debutaron en sus tiempos de gloria las orquestas de Damaso Pérez Prado, las sonoras Matancera, Maracaibo, Santanera y Acerina y su Danzonera.

En esta fecha especial se creó una atmósfera mágica donde la efusividad y el amor convergieron. Un ekemplo de ello es el caso de María del Carmen Leo Cervantes y Gael Ramírez Celso; un par de abuelos novios radicados en Iztapalapa, que derrocharon estilo y miel en la pista; vivo ejemplo de plenitud.