Objetos sencillos y baratos para comenzar a ejercitarte en casa

Hacer ejercicio es uno de los hábitos que más se nos dificultan, no solo físicamente sino también porque creemos que el único lugar para hacer ejercicio de manera óptima debe ser en un gimnasio, y más aún que se requieren de grandes aparatos para ganar fuerza, resistencia o hacer cardio pero, para noticia de todos; ¡ya no siempre es así!, pues son cada vez más las opciones que tenemos para hacer de esta actividad un hábito que cambiará nuestra calidad de vida.

Hoy te queremos compartir algunas opciones de objetos que puedes incluir en tu rutina de ejercicios y que en la mayoría de las ocasiones ya los tienes en casa o bien implican un gasto económico mínimo, y lo mejor de todo que los puedes ocupar en tu casa o el parque sin necesidad de pagar mensualidades exorbitantes en gimnasios.

Opción 1, Botellas rellenas de agua o arena.

Con esta opción podrás trabajar fuerza en brazos, si eres principiante te sugerimos iniciar tu rutina con un peso no mayor a los 250 ml o gramos, y cada 3 semanas incrementar el peso gradualmente.

Opción 2. Botes de yogurt de 1 lt.

Así es, también estos objetos pueden ser nuestros aliados, y los puedes ocupar de dos maneras, primero como una pesa, la cual deberás rellenar de semillas o arena y sellarlo con cinta o pegamento para evitar derrames y ocuparlas en tu rutinas de fuerza, y segundo los puedes ocupar como puntos u obstáculos  para trabajar marcha y equilibrio; algo similar a los conos.

Opción 3. Resorte ancho 1 a 1.5 mts.

Si lo tuyo es trabajar resistencia en brazos y piernas este material puede ser de ayuda, lo único que requieres es de un metro a metro y medio de resorte ancho (aproximadamente de 3 a 4 cm) y comenzar con tu rutina en brazos, piernas, es un material ideal para ejercitarte de pie o sentado.

Opción 4. Cinta o plumones.

Si tu equilibrio o marcha no andan del todo bien, te sugerimos que con ayuda de un plumón o una cinta negra o blanca traces una línea recta de aproximadamente 2 a 3 metros que te permita caminar sobre ella y junto a una rutina de ejercicios específica te ayudara mejorar tu equilibrio y marcha.

Opción 5. Tabla de madera.

Si en los últimos meses has notado que arrastras los pies o simplemente quieres mejorar tu marcha y evitar caídas, estamos seguros que a la larga esta opción te permitirá lograrlo.

Para ello te sugerimos que coloques de 4 a 6 tablas de madera de aproximadamente 40 cm x 3 a 5 cm de alto, y colocarlas con una distancia de aproximadamente 30 a 40 cm una de la otra, y tu objetivo es caminar levantado los pies cada vez que pases sobre cada una de estas.