sábado, marzo 2, 2024
Ejercicio y Rehabilitación

¿Cómo usar ligas de resistencia en adultos mayores?

Si creías que las pesas, mancuernas o incluso botellas de arena son la única opción para trabajar la fuerza y resistencia con personas adultas mayores, ¡estás muy equivocado!, y ahora te explicamos qué otra opción deberías incluir en tu rutina.

Se tratan de “ligas de resistencia” o también conocidas como “bandas de resistencia”, cuyo principal objetivo es; mejorar la fuerza muscular. Dicho de otra manera, durante su uso se producen contracciones musculares que al ser repetitivas permiten que el tamaño del músculo aumente y por ende también la fuerza muscular.

Actualmente, existe gran variedad de ligas de resistencia en el mercado, pero generalmente se clasifican por colores y niveles de resistencia, desde las más ligeras, elásticas y delgadas, hasta las más gruesas, menos elásticas y cortas. La que elijas dependerá del objetivo a alcanzar, la condición del usuario o incluso si es para fines terapéuticos.

¿Qué otros beneficios se obtienen con las ligas de resistencia?

Específicamente los ejercicios de fuerza y resistencia producen; Músculos más fuertes; se queman más calorías; mejora el equilibrio y coordinación; fortalece los huesos, mejora la composición corporal, entre otros.

 

¿Qué debes tomar en cuentas antes de cualquier rutina con ligas de resistencia?

  • Realiza una valoración de tu condición actual con un especialista (gerontólogo o fisioterapeuta) que permita diseñar tu rutina ideal.
  • Usa ropa cómoda y preferentemente tenis o calzado deportivo.
  • Revisa que las ligas de resistencia se encuentren en perfecto estado.
  • Identifica cómo usarlas correctamente (el especialista te puede ayudar).
  • Evita usar ligas con niveles de residencia que no toleres.
  • Ten paciencia; al inicio puede costar trabajo completar los ejercicios.
  • Realiza ejercicios de calentamiento y estiramiento antes y después de tu rutina.

Recomendaciones:

  • Lleva a cabo la rutina de manera gradual; puedes comenzar con pocas repeticiones, e ir incrementando semanalmente.
  • Practica de 2 a 3 veces por semana.
  • Puedes armar una serie de 3 ejercicios diferentes; de 10 a 20 repeticiones cada uno.
  • Descansa de 1 a 3 minutos entre cada set.
  • Recuerda turnar brazos y piernas.
  • Realiza movimientos lentos y controlados.
  • Suspende el ejercicio en caso de dolor.
  • No olvides prestar atención a tu respiración.

Ejemplo de ejercicios con ligas de resistencia para adultos mayores:

A continuación te compartimos algunas rutinas que puedes realizar.

Ejercicio de Fuerza con LIGA y Mancuernas para Mayores

Mariana Quevedo | Fisioterapia Querétaro.

https://www.youtube.com/watch?v=Kw1RfaIJ-pg

 

Programa de ejercicio físico para personas con enfermedad crónica.

Aula de Pacientes CyL

https://www.youtube.com/watch?v=xzeUNQd13-8