sábado, mayo 25, 2024
Aprendizaje y Vida Social

Normalicemos un café y una reunión de vez en cuando

Un escrito más de esos que buscan reconfortarnos el alma, y es que sin duda alguna enero de 2022, ¡vaya que nos sigue recordando lo que hemos vivido estos últimos 2 años!

Que podría parecer poco o mucho, lo cierto es que, para algunos ha significado grandes cambios tanto de hábitos, como de espacios, familia, amigos y hasta cambios de residencia. El asunto es que, la pandemia que aún no termina ha sido un vaivén de emociones. Nos hemos recluido en nuestro lugar y hemos creado una cierta burbuja con la gente más cercana que hasta nos ha hecho talvez olvidar ciertas amistades o rutinas que previo a la pandemia realizábamos.

¿Hace cuánto no sabes de la amiga que talvez hiciste en aquel grupo al que asistías? O talvez ¿Qué ha sido del amigo que por las barreras tecnológicas no ha tenido contacto contigo o un grupo? ¿Cuántas tazas de café habrán quedado pendientes desde aquel marzo de 2020 cuando oficialmente se anunció la pandemia en México?

Todo ha cambiado tanto y tan drástico que hoy por eso te invito a lo siguiente:

Normalicemos un café y una reunión de vez en cuando

Hablemos con esas personas que tiene tiempo que no hablamos, aun con las medidas más estrictas de la contingencia, es sano hablar de nuestros sentimientos y emociones, de todo lo que talvez hemos vivido en la intimidad de nuestro hogar y que por alguna razón no hemos podido expresar, de aquellas inquietudes que tenemos o de todo lo bueno y malo que ha pasado durante este tiempo.

Sin duda, algo ha pasado en este tiempo que talvez necesites hablar, confirmar o simplemente sacar de ti, no solo para generar resiliencia personal, si no talvez para hacerle ver a la gente que requieres ayuda o compañía… ¡o mejor aún! Ser tu quien escuche a la persona que tienes enfrente y puedas ayudarle en sus sentimientos y emociones.

Dicen que un café y una plática son métodos infalibles y eficaces para acomodar un poco la vida y comenzar a plantearnos lo mucho que tenemos por delante una vez que nuestra vida vuelva a tomar su curso normal y podamos volver a esa nueva realidad que algunos ansiamos, y hoy ante estos eventos que continúan no podemos dejar de lado que sí, somos seres humanos que necesitamos comunicarnos y estar en contacto con otros.

No dudo que algunos de los que lean estas líneas, ya lo estén llevando acabo, y ¡si es así! Los felicitamos, pero también queremos dirigirnos a todos ellos que aun con miedo y con muchas precauciones siguen cuidando de su salud y de los otros, no olvidemos que para algunos esto ha sido más difícil y estresante que para otros y para ellos va nuestra pequeña invitación y compromiso de que algún día y esperemos muy pronto todos podamos

Invitar a ese ser querido una taza de café con una gran platica

Sigámonos cuidando para que pronto este capítulo de pandemia quede en la memoria y podamos colgar en algún sitio de nuestra vida aquellos cubrebocas y aquellos miedos por el resto de nuestra vida.

También te puede interesar:

Cuídate de pies a cabeza durante el invierno