¿Cómo elegir a un cuidador de personas mayores?

Una mala elección de un cuidador geriátrico, puede traer grandes repercusiones como el caso de maltrato físico y psicológico ejercido en el paciente, y por ende la vida e integridad de nuestro familiar puede estar en peligro.

Actualmente existe gran cantidad de profesionistas calificados en atención al adulto mayor, entre ellos los cuidadores formales: es decir aquellos que cuentan con una formación académica para brindar cuidados básicos o específicos de manera profesional.

Como familiares de algún adulto mayor que requiere de cuidados, queremos lo mejor para él o ella y que la persona que brindará dichos cuidados sea el ideal, así que para ello te recomendamos puntos que debes contemplar para elegir al cuidador perfecto para ti o tu familiar:  

Antes de elegir al cuidador:

  • Define las necesidades del paciente:

Es decir; a través de una lista escribe cuáles son las necesidades que requiere la persona adulta mayor actualmente, te recomendamos inicies por la más importante, por ejemplo: ayuda para bañarse y cambiarse, ayuda para alimentarse, para caminar o trasladarse, ayuda para curar heridas, etc.  Esta misma lista puedes compartirla a alguno de los candidatos.

  • Conversa con el adulto mayor:

Sin duda alguna, será la persona adulta mayor quien pase más tiempo con el o la cuidadora, tomando en cuenta que para algunas actividades se tendría que invadir parte o completamente su privacidad, así que escuchar las preferencias, necesidades y recomendaciones para la elección del paciente ¡no estaría nada mal!

  • Contempla un presupuesto para los honorarios del cuidador.
  • Elige plataformas confiables para publicar la vacante o buscar postulantes.

Te recomendamos el Directorio Longevitta o bien en Facebook el grupo Bolsa de trabajo gerontólogos en acción.

Durante la elección:

Una vez hayas contemplado las recomendaciones anteriores, ahora te sugerimos tomar en cuenta los siguientes puntos para elegir al mejor postulante: 1

  • Formación.

Investiga el tipo de formación que tiene, la institución de procedencia, y si cuenta con conocimientos básicos o especializados en atención al adulto mayor.

  • Experiencia.

¿Qué experiencia tiene en cuidar personas dependientes (mayores, etc.)? ¿Cuánto tiempo lleva haciéndolo? ¿En dónde ha trabajado?

  • Plan de trabajo.

Averigua o pregunta sobre su forma de trabajo, los planes que tiene con tu paciente o familiar.

Los planes de trabajo permiten al profesional a priorizar y brindar una atención de calidad.

  • Certificación.

Un cuidador certificado en la gran mayoría de los casos avala no solo la correcta y optima atención que se brindará al paciente. Averigua si cuenta con alguna certificación, vigencia e institución que lo expide.

  • Actualización constante:

Cursos, diplomados, posgrados, uso de guías prácticas clínicas actualizadas o manuales de atención, así como la actualización a través de otro tipo de doctrina son algunas de las tantas opciones que el cuidador puede estar realizando y que puedes preguntar por ello.

  • Emergencia.

Investiga si el postulante cuenta con conocimientos o certificaciones sobre primeros auxilios.

Referencias:

El Rincón del cuidador. (s.f.). CÓMO ENTREVISTAR A UN CUIDADOR DE PERSONAS MAYORES. Blog. https://www.elrincondelcuidador.es/blog/entrevista-cuidador-personas-preguntas/

Muy saludable. (2016). Cómo elegir a un cuidador. Blog. https://muysaludable.sanitas.es/salud/envejecimiento/como-elegir-a-un-cuidador/

Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. (s.f.). Guía del cuidador: Cuidando contigo.  https://www.segg.es/media/descargas/GuiaDelCuidadorSEGG.pdf