jueves, febrero 22, 2024
Vida social

95 años y su música es una belleza: Ángela Álvarez

En cuanto me encontré información de esta noticia, rápido y raudo abrí spotify y busque el nombre: Ángela Álvarez… inmediatamente me apareció su foto, una señora con un vestido hermoso, sosteniendo su guitarra y su nombre en letras que parecieran de oro.

Al redactar esta nota, me sumerjo entre ese sonido bohemio, cubano, y sonero que me invita a relajarme y disfrutar de aquel canto de esta gran señora. Ángela sin duda me recuerda a aquel grupo formado por dos retirados, Senior Song Book quienes a través de sus canciones, combinación de letra moderna con sonido a la “antigua” demostraron que para componer y crear música, definitivamente no hay edad.

Ángela es una cubana quien desde sus 40 años escribió canciones, y quien ha lanzado su primer disco, disco que le ha dado

Una nominación como Mejor Nuevo Artista en los premio Latin Grammy a celebrarse este próximo 22 de noviembre

Y es que en aquella isla cubana, si hay algo que bien saben hacer es la música. Su nieto, fue quien descubrió el gran talento de su abuela e impulsado por una amiga y por la motivación de su abuela se convirtió en un disco, posteriormente un documental e inclusive Ángela tiene ya su primera presentación, nada más y nada menos que en el teatro Avalon de Hollywood.

La cereza del pastel: la nominación al Latin Grammy.

Y aunque el documental Miss Ángela aún no se puede ver en nuestro país, si se puede ver en Estado Unidos, y esperamos pronto pueda estar disponible en nuestro territorio, pero si, hoy puedes disfrutar su música y su canto que es de verdad un motivo para sentarse a disfrutar una tarde con esas canciones.

Quiéreme mucho, Camino sin rumbo, Un nuevo amanecer, Añoranzas, y Pedacito de cielo, son solo algunas de las canciones más populares de Ángela y en la plataforma de Spotify cuenta ya con una media de 11,546 oyentes mensuales.

 

Elaborado por Erick Preciado | Gerontólogo

 

También te puede interesar:

Ella es un verdadero ejemplo: Nena Delgado