sábado, julio 13, 2024
Alimentación

¿Superalimentos y vejez?

¿Cómo obtengo antioxidantes realmente de mi dieta?

Sabías que además de los nutrientes que se encuentran en las frutas y verduras, vitaminas y minerales, existen otros como el contenido de fibra que te ayuda a mejorar tu digestión y evitar el molesto estreñimiento. En particular los alimentos de origen vegetal, todo tipo de frutas y verduras y además leguminosas, contienen sustancias llamadas “fitoquimicos” que te brindan muchos beneficios a la salud al prevenir complicaciones en enfermedades como diabetes, hipertensión, problemas cardiovasculares

Los alimentos que destacan entre muchos, el té verde, la manzana (en general todas las frutas), el chocolate amargo, frijoles, lentejas, almendras, cacahuates tostados. Sin embargo, en los últimos años se ha escuchado mucho acerca de los “superfoods” o llamados súper alimentos” ¿Cómo cuáles?

el alga espirulina, el té matcha, el aceite de coco, la moringa, el azúcar de coco.

 

El término superalimento se ha utilizado con fines publicitarios y de marketing en lugar de representar evidencia científica, estos alimentos se promocionan como mágicos, como si fueran curativos de todas las enfermedades, pero…  la forma en que nos hacen percibirlos como 100% naturales, nos puede hace creer que entonces su consumo es 100% seguro o que no tiene consecuencias, sin embargo, muchos de estos productos no son recomendados porque en un exceso pueden ocasionar consecuencias graves, sobre todo porque sus presentaciones en polvos o tabletas aumenta el contenido y pueden presentarse efectos adversos.

Muchas veces les atribuyen cualidades mágicas, curativas, y muy exageradas que no han sido avaladas y que no resultan verdaderas en ninguna circunstancia aprovechándose de nosotros como consumidores prometiendo resultados positivos que no sucederán.

Muchos de estos productos son súper caros y no son habitualmente consumidos en nuestra cultura, si podemos mejorar nuestra salud aprovechando los beneficios de una alimentación que en general proporcione los adecuados nutrientes y que sea justa a nuestras necesidades, y de otros alimentos de fácil acceso y que tienen un sustento científico que puedan avalar sus beneficios a la salud realmente.

Te daré unos tips para que puedas obtener antioxidantes naturales, económicos y reales, a diferencia de los súper alimentos.

Muchas sustancias fitoquímicas son «coloreadas», entonces de una forma simple y fácil podemos saber en dónde se encuentran.

Por ejemplo, el color rojo del tomate se debe al licopeno, las verduras amarillas, contiene luteína, los alimentos rojos o purpuras contienen antocianinas, los alimentos naranjas como zanahorias, mangos, o calabaza contienen betacarotenos.

Ingerir una ración de estos grupos por día puede ayudarnos a incluir estos fitoquimicos y esto puede influir muchísimo en hábitos alimentarios más saludables. 

 

¡Trata que tus platillos sean llenos de color!!!

Estefanía Hernández

Maestra en Ciencias de Alimentos Funcionales

También te puede interesar:

Equilibrio en la dieta, ¿realmente sabes qué significa?