La importancia del sano equilibrio en la microbiota intestinal

En vísperas del Día de los Abuelos, 28 de agosto es oportuno recordar que la salud es un factor fundamental en la forma en que se vive el envejecimiento.Un envejecimiento saludable es aquel que permite a las personas ser capaces de hacer durante el máximo tiempo posible las cosas a las que damos valor, nos comenta la Dra. Valentina García.

Consumo de medicamentos

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), para 2050, más de 1 de cada 5 personas será mayor de 60 años. Prácticamente seis de cada diez adultos mayores en México consumen cuatro o más medicamentos. Entre otras razones, a consecuencia enfermedades crónicas como:

  • diabetes
  • hipertensión
  • depresión
  • y comorbilidades asociadas

Entre los medicamentos más recetados para los pacientes de la tercera edad destacan los que son para:

  • enfermedades del corazón
  • arterias y venas
  • antibióticos, diuréticos, analgésicos
  • aquellos indicados para bajar los niveles de lípidos en la sangre
  • los indicados contra enfermedades gastrointestinales.

Pérdida de equilibrio

La ingesta habitual de todas estas medicinas, sumada a alteraciones propias de la edad —como los problemas para masticar y deglutir, la dificultad en la absorción de nutrientes y el tránsito intestinal lento—, provoca en los adultos mayores afectaciones importantes del sistema digestivo, entre ellas, disbiosis, que es la pérdida de equilibrio en la microbiota intestinal, advierte la Dra. Valentina García.

Evita el desequilibrio

La microbiota ayuda a la digestión al fermentar la fibra y hacer posible la absorción de nutrientes. También funciona como una barrera que defiende al cuerpo de bacterias y toxinas. A consecuencia de la disbiosis, las personas mayores se vuelven blanco fácil de inflamación intestinal e infecciones; que inevitablemente hacen necesario el consumo de más medicamentos”, detalla la especialista en nutrición clínica.

Nos explica que a fin de evitar el desequilibrio de la microbiota en este grupo de la población, se recomienda:

  • Mantener una alimentación balanceada mediante comidas a base de vegetales complementadas con pequeñas porciones de res y pollo
  • Abundantes raciones de pescado
  • Acompañamiento de granos enteros, frutas frescas, nueces y legumbres, sin dejar de cuidar los factores de riesgo asociados a la edad.

Al llegar a los 60, 65 años, es muy probable que las personas requieran varios medicamentos para el control de diversas enfermedades, entre ellos, antibióticos. Se recomienda consultar con el médico la dosis y presentación de algún probiótico con el que se pueda acompañar los tratamientos”, puntualiza la doctora García. y propone “por estar desarrollado a partir de una levadura y no de una bacteria, el probiótico de origen natural Saccharomyces boulardii CNCM I-745 ha demostrado ser altamente efectivo para prevenir y controlar la disbiosis en adultos mayores”.