Importancia de la vitamina D en la función muscular en adultos mayores de 60 años

Mantener la función músculo esquelética durante toda la vida es un componente crucial del envejecimiento exitoso. Permite mantener la independencia, la movilidad, la calidad de vida y reducir las caídas y la fragilidad.

Si bien el ejercicio de resistencia preserva la función muscular, existe una creciente evidencia de que el estado adecuado de vitamina D también puede ser un factor protector. Una nueva investigación del Trinity College de Dublín demuestra que la deficiencia de vitamina D es un determinante importante de la función deficiente del músculo esquelético en adultos de 60 años o más.

El artículo “Vitamin D Deficiency Is Associated With Impaired Muscle Strength And Physical Performance In Community-Dwelling Older Adults: Findings From The English Longitudinal Study Of Ageing“; (La deficiencia de vitamina D está asociada con la deficiencia muscular y el rendimiento físico en adultos mayores que viven en la comunidad: hallazgos del estudio longitudinal inglés sobre el envejecimiento) fue publicado en la revista internacional Clinical Interventions in Aging.

Puntos destacados

  • La prevalencia de debilidad muscular fue dos veces mayor entre los adultos mayores con deficiencia de vitamina D (cuarenta punto cuatro porciento). Esto en comparación con la suficiencia de vitamina D (veintuno punto seis por ciento).
  • Del mismo modo, el “rendimiento muscular” deteriorado fue tres veces mayor en adultos mayores con deficiencia de vitamina D (25.2%). Esto en comparación con la suficiencia de vitamina D (7.9%).
  • Basado en un análisis estadístico más complejo, el estudio mostró que la deficiencia de vitamina D aumentó significativamente la probabilidad de deterioro de la fuerza muscular y el rendimiento.
  • El estudio confirmó los beneficios asociados de la actividad física. Los adultos mayores que participan en una actividad física moderada regular tienen una probabilidad significativamente menor de tener una fuerza muscular y un rendimiento físico deficientes.
  • En resumen, la deficiencia de vitamina D se relaciona con un deterioro de la fuerza muscular y el rendimiento en un gran estudio de personas mayores que viven en la comunidad.
  • En general, se acepta que la deficiencia de vitamina D debe revertirse para prevenir la enfermedad ósea, esta estrategia también puede proteger la función del músculo esquelético en el envejecimiento.

Análisis de datos

Los hallazgos se basan en el análisis de datos de cuatro mil cincuenta y siete adultos residentes en la comunidad de 60 años o más, del Estudio Longitudinal Inglés del Envejecimiento (ELSA). Se evaluaron dos medidas validadas de la función muscular:

  • fuerza de agarre de la mano
  • grupo de pruebas rendimiento físico (SPPB, Short Physical Performance Battery)

La vitamina D sérica se midió [veinticinco-hidroxivitamina D] con una concentración < trienta nmol / L clasificada como deficiente en vitamina D, el límite que se sabe que está asociado con la enfermedad ósea.

Resultados

Maria O’Sullivan, profesora asociada de nutrición en el Trinity College de Dublín dijo: “Nuestros resultados muestran que la deficiencia de vitamina D aumentó la probabilidad de una función muscular deficiente en los adultos mayores y confirma el efecto protector de la actividad física. Mantener la función muscular es increíblemente importante, y a menudo se pasa por alto, al promover un envejecimiento saludable. Abordar esto a través de enfoques multimodales que incorporan actividad física, revertir la deficiencia de vitamina D y otros componentes modificables de la dieta y el estilo de vida requieren mayor investigación”.

El Dr. Niamh Aspell, primer autor del estudio, dijo: “En general, nuestros hallazgos se suman a la evidencia a favor de las estrategias de salud pública para eliminar la deficiencia de vitamina D en las poblaciones de edad avanzada. Sin embargo, las investigaciones futuras deberían identificar y centrarse en los adultos mayores con deficiencia de vitamina D y el objetivo de comprender mejor si revertir esta deficiencia mejora la función del músculo esquelético“.

El Dr. Eamon Laird, coautor y miembro de Trinity Research Fellow agregó que “la deficiencia de vitamina D y la actividad física son factores modificables. Algunos países, por ejemplo Finlandia, han implementado con éxito una política de fortificación de alimentos con vitamina D que prácticamente ha eliminado la deficiencia en la población“.