sábado, junio 15, 2024
Alimentación

Dieta Dash y presión arterial

La hipertensión consiste en un aumento persistente de la presión arterial. Se considera que la presión normal en un adulto debe ser menor de 120/80 mmHg. Un nivel entre 130- 139 y 80- 89 mm/Hg es considerado como hipertensión. La prevalencia de hipertensión arterial en México es bastante alta, hacer hincapié en la modificación del estilo de vida para otorgarle a la dieta una función clave en la prevención primaria y el tratamiento de la hipertensión y beneficiarnos de la dieta. La modificación de diversos factores en el estilo de vida tiene una eficacia demostrada en el control de la hipertensión.

Varios patrones dietéticos han demostrado reducir la presión arterial. La dieta DASH por sus siglas en inglés Dietary Aprroaches to Stop Hipertensyon (DASH) (Enfoques dietéticos para detener la hipertensión), se distingue por el consumo de frutas, vegetales, productos lácteos bajos en grasa, cereales integrales,  carnes magras y frutos secos.

Este patrón de alimentación incluye alimentos ricos en minerales como calcio, potasio, y magnesio, que contribuyen a disminuir la presión sanguínea. Además de que es rica en fibra, incluye una importante cantidad de alimentos vegetales como son las frutas y verduras, las cuales contienen compuestos bioactivos que actúan como antioxidantes en el cuerpo, incluye a su vez porciones diarias de frutos secos, semillas y legumbres, permitiendo incluir además lácteos bajos en grasas. Este patrón dietético se enfoca en la reducción de las grasas saturadas en la dieta, reduciendo también la cantidad de sodio.

Las porciones y los grupos de alimentos para el plan de alimentación DASH, deben ser individualizados para cada persona dependiendo de sus necesidades. Una parte importante de una alimentación saludable es elegir alimentos bajos en sal, usar menos sodio es clave para mantener la presión arterial en un nivel saludable.

Nos gustaría compartirte algunos consejos para reducir la sal y el sodio

 

-Procura consumir verduras frescas, congeladas o enlatadas sin sal agregada
– Utiliza aves, pescado y carne magras frescas, en lugar de tipos enlatados o procesados
– Utiliza hierbas, especias y mezclas de condimentos para agregar a tus platillos al cocinar y al servir
– Reduce el consumo de arroz o pastas instantáneas, ya que normalmente se les añade sal durante el proceso
– Si consumirás alimentos “preparados”, procura que sean bajos en sodio
– Reduce el consumo de pizzas, cenas preparadas, mezclas o sopas y caldos enlatados
– Procura reducir el l consumo de aderezos para ensaladas

 

La dieta DASH es un patrón dietético variado, rico y bastante sostenible, recuerda que, para cuidar tu salud, puedes permitirte disfrutar y aprender del proceso.

 

También te puede interesar:

10 Tipos de alimentos que ayudan a controlar la diabetes

Nutrición sin Restricción

M.C. Estefanía Hernández Aguirre

Instagram @nutricionistaestefaniah