martes, junio 18, 2024
Alimentación

Consejos para una alimentación saludable en caso de pérdida de apetito

En este articulo te ayudaremos a encontrar la forma de seguir consumiendo suficientes nutrientes cuando la falta de apetito se presenta.

La pérdida de apetito es un problema común entre los adultos mayores y puede deberse a una variedad de factores, como cambios en el metabolismo, la diversidad en tus medicamentos, problemas de salud que se estén presentando. Sin embargo, mantener una nutrición adecuada es fundamental para mantener la salud y la calidad de vida en esta etapa de la vida. Hoy te compartiremos algunos consejos para ayudarte a mantener una alimentación saludable.

Comer comidas pequeñas y frecuentes

 En lugar de intentar consumir grandes comidas, intenta incluir porciones más pequeñas con más frecuencia a lo largo del día. Esto puede hacer que sea más fácil obtener los nutrientes necesarios sin sentirte abrumada (o) por grandes cantidades de comida.

Priorizar alimentos nutritivos y densos en calorías

Cuando el apetito es limitado, es importante elegir alimentos que proporcionen una gran cantidad de nutrientes en cada bocado. Incrementa el consumo de alimentos ricos en proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales, como productos lácteos bajos en grasa, huevos, frutos secos, aguacates y verduras de hojas verdes.

Añade suplementos nutricionales solo de la mano de un profesional de la nutrición

Si la ingesta de alimentos es insuficiente para satisfacer las necesidades nutricionales, los suplementos nutricionales pueden ser una opción útil, como seria la inclusión de proteína en polvo.

Incluye alimentos y bebidas que realmente te gusten

La buena alimentación nunca debe ser sinónimo de no disfrutar. Si no puedes poner en tu plato una comida más completa y que luzca más apetitosa, procura incluir bebidas como batidos de frutas o yogur congelado para aumentar la ingesta de calorías y nutrientes.

Promover la actividad física

La actividad física regular puede ayudar a estimular el apetito y mejorar la salud en general. Anímate a realizar actividades físicas suaves, como caminar, nadar o hacer ejercicios de fortalecimiento muscular, siempre con la aprobación de un médico.

Buscar la ayuda de un profesional de la salud

Si la pérdida de apetito persiste o si está afectando tu salud y tu bienestar general es importante buscar la ayuda de un profesional.

Busca orientación específica y recomendaciones personalizadas para abordar el problema.

“Nutrición sin restricción”

Elaborado por Estefanía Hernández | Nutrióloga