sábado, abril 13, 2024
Tecnología

Tips para cuidar tus ojos de la luz del celular

¿Eres de las personas que pasa mucho tiempo frente al celular, tablet o computadora?

De ser así, entonces debes saber que al hacerlo, estás afectando en gran medida tu calidad de vida, de sueño y a tus ojos, resultante de la luz azul que emiten este tipo de dispositivos.

Este tipo de  luz azul y otros tonos están presentes de manera natural durante el día y la tarde sobre todo en nuestro entorno o ambiente, ¿Su función? ¡Mantenernos despiertos!

Pero conforme pasa el día el componente azul de esta luz, va disminuyendo. De modo que dicha desaparición paulatina de la luz azul, repercute a nivel neurológico, es decir nos prepara para dormir.

Sin embargo, las pantallas de nuestros dispositivos electrónicos no siguen este patrón y mantienen dicha luz azul todo el día y sobre todo por la noche. Y puede ser tanta su intensidad y afectación a nuestro cuerpo sobre todo si pasamos mucho tiempo frente a la pantalla, que hoy en día existe un amplio campo de investigaciones y estudios respecto a las repercusiones que trae consigo dicha luz a nuestra salud.

Por ejemplo, Scientific Report muestra que la luz azul emitida por los teléfonos inteligentes y otros aparatos digitales, pueden suprimir la función de melatonina del cuerpo, una hormona que induce al cansancio y contribuye a la sincronización de los ciclos de sueño y vigilia. 

Además,  cuando estos ciclos se ven afectados ocasionan otros daños y/o padecimientos, como lo es la depresión, problemas cardiovasculares y diabetes, explica Stephen Lockley; investigador del sueño en la Universidad de Harvard.

Algunos otros efectos de la luz azul que provoca en nosotros a corto plazo son:
  • Estrés visual
  • Visión borrosa
  • Fatiga
  • Insomnio
  • Resequedad visual

Mientras que a largo plazo, se puede llegar a tener problemas serios en la visión y/o descontrol biopsicosocial.

La agresividad de esta luz en los dispositivos electrónicos, aumenta por la noche, dado a la distancia o acercamiento entre el rostro y el dispositivo, la alta luminosidad del dispositivo, la falta de protector, etc. 

Luego entonces, si eres de las personas que comienzan a manifestar algunos de los síntomas anteriores, entenderás la importancia que tienen las siguientes recomendaciones:

  • Evita tener contacto con la luz de los dispositivos, tres horas antes de dormir.
  • Usar lentes que filtren la luz azul de las pantallas
  • Colocar tu dispositivo por la noche: modo noche y/o luz nocturna.
  • Usar luces rojas en tus dispositivos móviles.
  • Instala alguna aplicación que filtre la longitud de las ondas de este tipo de luz.

Los dispositivos móviles se han convertido en una gran innovación y su uso una necesidad, sin embargo, también traen consigo grandes repercusiones en nuestra calidad de vida.

 

Fomentar su buen uso, es una tarea de todos. Pensemos en nuestra salud y en nuestro envejecimiento.

 

 

Elaborado por Jazmín Camacho | Gerontóloga