Estudio presenta datos y propuestas para reforzar uso de banca en línea entre los mayores de 55 años

Expertos del Grupo Investigación MAD– Marketing Analítico y Digital de la Universidad de Sevilla documentan datos respecto a la ansiedad tecnológica que sufren algunos adultos mayores y presentan propuestas para impulsar su confianza en sí mismos para desenvolverse en internet.

La resistencia al uso de los servicios bancarios en internet de los mayores de 55 años derivan de la falta de confianza en sí mismos para ‘moverse’ por el mundo digital. Para cambiar esta situación, los expertos recomiendan desarrollar aplicaciones más intuitivas y con señales e instrucciones apropiadas para evitar errores. Esto les permitiría saber que están haciendo lo correcto, quedando así su confianza reforzada.

«La e-inclusión de las personas mayores es una preocupación de numerosos organismos públicos nacionales e internacionales. Hemos comprobado que la autoeficacia y la ansiedad tecnológica influyen en el comportamiento de los adultos mayores, así como en la utilidad percibida de un servicio online -servicios en internet-, en este caso la banca en línea. Por lo tanto, las medidas a nivel social deben estar dirigidas a aumentar su propia confianza y a reducir la ansiedad que les produce la participación en el mundo en línea«, explica el profesor de la Universidad de Sevilla, Ángel Fco. Villarejo-Ramos.

Beneficio del uso de las tecnologías

El estudio que han publicado investigadores de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Sevilla, ha contado con la participación de 576 estudiantes de su Aula de la Experiencia. También se menciona que demás, la falta de beneficio o utilidad percibida en el uso de las tecnologías, como otras de las barreras que impiden el acercamiento de los mayores a la banca a través de internet.

«Tenemos que demostrarles que son útiles en su vida diaria. En este sentido, sería interesante hacer visible a mayores beneficiándose de servicios en internet y que puedan servir de modelos a seguir por sus coetáneos. Además, hemos demostrado la importante influencia del entorno sobre las autopercepciones del individuo y su comportamiento. El entorno, del que forman parte familiares y amigos, se convierten en herramientas muy válidas para estimular el aprendizaje e incrementar el uso de la banca online. El entorno familiar le permite incrementar su nivel de autoeficacia y reducir, con ello, los niveles de ansiedad«, añaden los expertos.

Entorno de los adultos mayores

El entorno que rodea a los adultos mayores tiene una poderosa influencia. En primer lugar, las influencias sociales del entorno más cercano (persuasiones sociales) pueden aumentar la autoeficacia y reducir la ansiedad mediante:

  • ayuda
  • asesoramiento
  • apoyo de familiares y amigos

En segundo lugar, la experiencia vivida, a través de contextos publicitarios que presentan a los adultos mayores como modelos de conducta capaces de manejar un servicio en internet, como la banca digital. Esta proyección de la experiencia puede ser utilizada como fuente de autoeficacia y permitir que los adultos mayores experimenten niveles más bajos de ansiedad.

Las consecuencias de una comunicación en este sentido, favorecerá el envejecimiento activo; la participación social; y la independencia de los adultos mayores en relación con las Tecnología de la Información y la Comunicación (TIC). Esto reducirá el gasto público en dependencia y mejorará la calidad de vida de los adultos mayores. Por todo ello, la formación, el apoyo social y la publicidad son instrumentos fundamentales para lograr la e-inclusión de las personas mayores.

Un mejor entorno digital para los adultos mayores

En resumen, concluye este trabajo, para reducir la ansiedad y aumentar la autoeficacia en los adultos mayores debemos garantizar un entorno digital:

  • seguro
  • fiable
  • sencillo
  • privado

Así, las empresas deben comunicar claramente la usabilidad, las garantías y la seguridad que ofrece su servicio en internet. Subrayando los beneficios que se obtienen de su uso y teniendo en cuenta las propias circunstancias del adulto mayor.

Por lo que proponen que las empresas diseñen apps:

  • Con una interfaz amigable y accesible
  • Mostrar las experiencias de uso de otros usuarios mayores
  • Diseños interactivos que facilitan el aprendizaje y la aparición de estados afectivos favorables