Drones, teléfonos inteligentes y sensores una nueva propuesta para atender caídas de adultos mayores

Los drones, teléfonos inteligentes y sensores podrían ser una herramienta para salvar vidas a la creciente población mundial de adultos mayores en riesgo de caídas; y ayudar a reducir los costos globales de los hospitales.

Un nuevo sistema ha sido diseñado por un equipo de investigadores de Irak y la Universidad del Sur de Australia para:

  • Monitorear de manera remota a las personas adultas mayores.
  • Detectar anomalías en su ritmo cardíaco y temperatura que pueden provocar caídas.
  • Proporcionar primeros auxilios urgentes a través de un dron cuando ocurre un caso de caída.

El profesor adjunto de UniSA, el Dr. Ali Al-Naji y el profesor Javaan Chahl están trabajando con el Dr. Sadik Kamel Gharghan y Saif Saad Fakhrulddin de la Universidad Técnica Media de Bagdad para desarrollar un sistema avanzado de detección de caídas y primeros auxilios para los adultos mayores.

En el artículo “An Advanced First Aid System Based on an Unmanned Aerial Vehicles and a Wireless Body Area Sensor Network for Elderly Persons in Outdoor Environments” publicado en Sensors. Los investigadores describen cómo un dispositivo portátil puede monitorear signos vitales utilizando un sensor inalámbrico conectado a la parte superior del brazo; y enviar un mensaje a un centro de llamadas de emergencia cuando se detectan anomalías fisiológicas o una caída.

Cuando un caso es crítico, los suministros de primeros auxilios se pueden entregar al paciente a través de un dron; hasta 105 segundos más rápido que una ambulancia“, según el profesor Chahl.

El sistema no solo mide correctamente la frecuencia cardíaca y con una precisión del noventa y nueve por ciento. También identifica la ubicación de la persona adulta mayor y brinda primeros auxilios mucho más rápido“.

También hemos diseñado un programa avanzado basado en teléfonos inteligentes que utiliza un piloto automático inteligente, que tiene un punto de destino para planificar la ruta de un dron“, dice el Dr. Gharghan.

El dispositivo de detección de caídas consta de:

  • un microcontrolador
  • dos sensores biológicos
  • un módulo GPS para rastrear la ubicación
  • un módulo GSM para enviar una notificación a los teléfonos inteligentes de los cuidadores.

La segunda parte incluye:

  • paquete de primeros auxilios
  • teléfono inteligente
  • dron para entregar el paquete

Se estima que alrededor del treinta por ciento de los adultos mayores de 65 años experimentan al menos una caída al año. En muchos casos con consecuencias severas como fracturas de cadera o lesiones en la cabeza.

El costo global por la atención aguda relacionada con caídas para las personas adultas mayores ha aumentado dramáticamente en los últimos años, esto a medida que la población mundial envejece. En Australia, el costo anual supera los $ 600 millones; y esta cifra se eleva a miles de millones de dólares cada año en los Estados Unidos y otras partes del mundo.

Los datos más recientes muestran que las caídas representan el cuarenta por ciento de las muertes relacionadas con lesiones; y el uno por ciento de las muertes totales en personas mayores de 65 años.