Todo lo que necesitas saber acerca del COVID-19  ¡Cuídate!

Si has estado al tanto de las noticias recientemente, habrás oído mucho acerca del nuevo Coronavirus y su llegada a México. Como con cualquier nuevo brote o enfermedad, probablemente te estés preguntando si deberías estar preocupado o no.

El Dr. Wesley Long, Director de Microbiología de Diagnóstico del Hospital Houston Methodist responde a continuación algunas de las principales preguntas que puedas tener sobre el Coronavirus y te brinda recomendaciones sobre cómo protegerse mejor.

¿Qué es el Coronavirus?

Si bien el Coronavirus SARSCoV2 , que causa la enfermedad COVID-19, es un virus nuevo, éste pertenece a la misma categoría de dos virus que probablemente ya hayas escuchado: SARS y MERS, así como muchos virus que causan el resfriado común.

Los Coronavirus son una clase de virus que causan infecciones en las vías respiratorias superiores, que varían de leves a graves.

El nuevo Coronavirus se detectó por primera vez en la ciudad de Wuhan, China, a fines de diciembre de 2019. Desde entonces, se han identificado miles de casos en países de todo el mundo, particularmente hay brotes importantes en Italia, España y en los Estados Unidos, entre otros.

¿Qué tan severa es esta enfermedad?

La mayoría de los casos del nuevo Coronavirus son de leves a moderados, y causan enfermedades similares al resfriado común. Aunque los casos graves de COVID-19 han provocado neumonía, dificultad para respirar e incluso la muerte. Ahora bien, la tasa de mortalidad del nuevo Coronavirus es menor que la del SARS y el MERS. Aquellos que están en riesgo de desarrollar un caso grave del COVID-19 incluyen personas que:

  • Son mayores de 65 años.
  • Tienen condiciones de salud crónicas: diabetes, hiertensión arterial, obesidad, artritis reumatoide, Lupus, entre otras.
  • Que su sistema inmunológico esté vulnerable.

¿Cuáles son los síntomas del nuevo Coronavirus?

Los síntomas del nuevo Coronavirus son similares a los de un resfriado común, como fiebre y tos. Pero, incluso si experimentas estos síntomas, todavía no hay razón para sospechar que tienes el nuevo Coronavirus, a menos que hayas estado en contacto con alguien que tenga el diagnóstico confirmado de COVID-19.

Si experimentas síntomas como fiebre de más de 37.5 grados, tos seca, dolor de cabeza, congestión nasal y estornudos, en casos más graves hay dificultad para respirar, otros son dolor de garganta, malestar general y cansancio, así como diarrea, la Secretaría de Salud recomienda ponerse en aislamiento, no automedicarse y llamar al 800 00 44 800 de la Unidad de Inteligencia Epidemiológica para que te hagan una valoración telefónica.

Si vives en Ciudad de México puedes enviar un SMS (mensaje de texto) con la palabra Covid19 al 51515 y ahí te van a realizar un test para determinar tu riesgo. Dan seguimiento de manera puntual y te brindan buena atención.

¿Cómo puedo protegerme del nuevo Coronavirus?

Al igual que el resfriado común y la gripe, el nuevo Coronavirus se propaga de persona a persona a través del contacto cercano, generalmente a través de “gotitas respiratorias”. Todavía no está claro cuán contagioso es realmente este virus, pero la mayoría de los casos identificados, hasta ahora, se han extendido entre los miembros de la familia inmediata porque viven juntos.
Para protegerte del nuevo Coronavirus, debes practicar las mismas medidas preventivas de higiene que se requieren para evitar el resfriado común y la gripe estacional. Incluyendo:

Lavado frecuente de manos
• Evitar tocarte la cara
• Mantenerte en casa si te sientes enfermo, evitando ir al trabajo, colegio, y otras actividades públicas.
• Evitar el contacto cercano con personas enfermas.

Si bien no existe una vacuna aún para el nuevo Coronavirus, puedes tomar otras medidas preventivas, como vacunarte contra la influenza estacional u otras vacunas, si eres candidato. Todavía estamos en temporada de gripe, por lo que protegerse de los virus más comunes sigue siendo una prioridad.

¿Cuánto durará el brote?

Estamos aprendiendo cada día más de este virus y hay muchos aspectos que desconocemos. Lo que es una realidad es que el nivel de apertura para compartir información entre autoridades de salud, médicos e investigadores de todo el mundo ha tenido un nivel sin precedentes que es digno de destacarse.

Esperamos que estos esfuerzos en conjunto se traduzcan en mejorar la contención del virus que nivel mundial, regional y local, y que también nos permita obtener pronósticos más positivos para aquellos afectados por la enfermedad.