Para personas con parkinson es vital mantener la esperanza y saber que esta prueba de vida puede ser más llevadera

“La Enfermedad de Parkinson es el segundo padecimiento degenerativo más frecuente en el mundo luego del Alzheimer, el cual afecta a más de 6.2 millones de personas a nivel mundial. Si bien no es una enfermedad mortal, sí es un padecimiento incapacitante que impacta significativamente la calidad de vida del paciente y sus familiares”, dijo el doctor Rodrigo Lloréns, médico neurólogo con alta especialidad en enfermedad de Parkinson y trastornos del movimiento.

El doctor Lloréns detalló que la enfermedad es producida por un proceso neurodegenerativo multisistémico que afecta al sistema nervioso central, lo que la convierte en una enfermedad crónica.

Según la Guía de Práctica Clínica Diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Parkinson inicial y avanzada en el tercer nivel de atención, publicada en 2010 por la Secretaría de Salud, se estima que hay más de 250 mil mexicanos con Enfermedad de Parkinson. Actualmente es la cuarta causa de consulta en el Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía.

Cuando hablamos de Parkinson, debemos entender que se trata de un padecimiento progresivo y degenerativo, cuya edad promedio de inicio es a los 55 años; sin embargo, 11% de los pacientes inician con Parkinson antes de los 40 años de edad. Aunque existen casos excepcionales donde la enfermedad se desarrolla antes de la segunda década de vida”, comentó el doctor Lloréns, médico de enlace científico en el Laboratorio UCB.

Síntomas

Sobre los síntomas que presentan los pacientes explicó que existen síntomas motores como:

  • Inestabilidad postural,
  • Rigidez en los músculos,
  • Bradicinesia (movimiento lento) y temblor en reposo,

así como síntomas no motores como:

  • Ansiedad,
  • Depresión,
  • Psicosis,
  • Problemas gastrointestinales,
  • Fatiga, dolor y alteraciones del sueño;

Sin embargo, aclaró que “no todo temblor es sinónimo de Parkinson, y no todas las personas con Parkinson tiemblan”.

Al respecto, hizo hincapié en que no todo temblor es sinónimo de Parkinson, y destacó la importancia de las alteraciones de sueño y cómo afecta la calidad de vida de los pacientes.

Aunque casi no se habla de ello, es común que las personas con Enfermedad de Parkinson presenten importantes alteraciones de sueño. Entre las más comunes están el insomnio, trastornos del comportamiento durante el sueño REM, somnolencia diurna, movimientos periódicos de extremidades y apnea obstructiva del sueño”, explicó.

Agregó que las personas no suelen tener dificultad para conciliar el sueño, pero sí para mantenerlo debido a que tienden a despertarse varias veces por la noche. “Para corregirlo es necesario investigar su causa y brindar un tratamiento adecuado para cada caso”, indicó el experto.

Comentó que actualmente existen terapias innovadoras y dispositivos médicos de vanguardia que pueden mejorar de manera significativa la calidad de vida de las personas que viven con esta enfermedad.

Signos de alerta

El doctor Lloréns señaló los signos de alerta temprana para un diagnóstico oportuno:

  • Temblor en los dedos, manos o piernas,
  • Cambio en la escritura,
  • Pérdida de olfato,
  • Movimientos repentinos durante el sueño profundo o dificultad para dormir,
  • Rigidez en el cuerpo,
  • Dificultad al moverse o al caminar,
  • Falta de expresión facial,
  • Encorvamiento de la espalda.

Por último, el especialista resaltó que “es importante estrechar vínculos entre pacientes, familiares, médicos e instituciones de salud para hacer un frente común contra la desinformación que existe sobre el Parkinson y sus opciones de tratamiento”.

Comentó además que para los pacientes es vital mantener la esperanza y saber que esta prueba de vida puede ser más llevadera con alternativas innovadoras, siempre y cuando se cuente con un correcto diagnóstico y el estrecho seguimiento de un médico especialista.