Lavado de manos, el hábito más efectivo para prevenir males gastrointestinales

Está comprobado que la presencia de parásitos e infecciones gastrointestinales se deben en la mayoría de los casos a una mala higiene de manos, por lo que es necesario corregir este mal hábito.

Así lo refiere Ramón Iván de Dios Pérez, jefe del servicio de Urgencias del Hospital de Especialidades del IMSS Jalisco quien destaca que no lavarse con frecuencia las manos implica el riesgo de adquirir infecciones digestivas, de aquí que no sólo es relevante hacerlo, sino que sea de manera correcta, tanto los niños que se ven afectados por los microorganismos, como los adultos que son responsables de su propio estado de salud”, dijo.

Explicó que asearse las manos de manera correcta implica al menos 45 segundos, puesto que cada parte de las manos debe frotarse durante al menos cinco segundos para que la limpieza se considere adecuada y completa.

Detalló que el primer paso es mojarse las manos, ponerse jabón y frotar las palmas y los dorsos.

Añadió que luego se lavan a detalle los espacios entre los dedos, “entrelazando los de una mano con los de la otra, se procede enrollar el pulgar de una mano con los dedos de la otra y tallar de manera circular para finalmente lavar las uñas restregando juntas las de una mano en la palma de la otra”.

“Hay una variante reducida de este procedimiento, cuya duración es de al menos 20 o 30 segundos, útil sobre todo cuando se tiene alcohol en gel y las manos no están visiblemente sucias, pero sólo es complemento de una rutina en la que se realizan lavados completos con frecuencia”, concluyó.

 Fuente: Notimex