martes, junio 18, 2024
Salud

Evita lesiones bucales con tu cepillo dental

Mantener una buena higiene bucal es crucial a cualquier edad, pero para los adultos mayores, es aún más importante.

La salud bucal está directamente relacionada con la salud general. Por ejemplo: las infecciones bucales pueden llevar a problemas más graves, como enfermedades cardíacas, diabetes y problemas respiratorios. Además, una boca sana es esencial para una buena nutrición y calidad de vida.

 «Diseñado por Freepik»

Principales motivos de lesiones bucales:

Las lesiones bucales pueden ser causadas por diversos factores, pero el mal uso del cepillo dental es uno de los más comunes. Aquí se detallan los principales motivos:

  • Cepillado excesivamente vigoroso: Pensar que más presión significa más limpieza es un error común.
  • Cepillos con cerdas duras: Estos pueden ser demasiado abrasivos para las encías y el esmalte dental.
  • Cepillos desgastados: Un cepillo viejo con cerdas desgastadas no limpia adecuadamente y puede dañar las encías.
  • Técnica inadecuada: Cepillar horizontalmente con movimientos agresivos puede causar micro lesiones.

Tipo de lesiones bucales causadas por el cepillo dental:

 
Gingivitis traumática:
    • Descripción: Inflamación de las encías causada por cepillado agresivo.
    • Síntomas: Enrojecimiento, hinchazón, sangrado al cepillarse.
Recesión gingival:
    • Descripción: Las encías se retraen, exponiendo más la raíz del diente.
    • Síntomas: Sensibilidad dental, especialmente al comer o beber algo frío.
Abrasión dental:
    • Descripción: Desgaste del esmalte dental por el cepillado excesivo.
    • Síntomas: Aparición de surcos en los dientes, aumento de la sensibilidad.
Úlceras bucales:
    • Descripción: Pequeñas heridas en la mucosa bucal por fricción excesiva.
    • Síntomas: Dolor, especialmente al comer alimentos ácidos o picantes.
 «Diseñado por Freepik»

¿Cómo atender dichas lesiones?

  • Gingivitis traumática: Uso de un cepillo de cerdas suaves, enjuagues con agua salada, y aplicación de geles antiinflamatorios.
  • Recesión gingival: Cambiar a un cepillo de cerdas ultra suaves, usar pasta dental para dientes sensibles y evitar movimientos de cepillado agresivos.
  • Abrasión dental: Consultar con un odontólogo para posibles tratamientos restaurativos y modificar la técnica de cepillado.
  • Úlceras bucales: Aplicar geles tópicos recomendados por el dentista, evitar alimentos irritantes y mantener una buena higiene bucal.

Recomendaciones de aseo bucal:

  • Uso de un cepillo de cerdas suaves: Preferir cepillos diseñados específicamente para encías sensibles.
  • Cepillado suave: Realizar movimientos circulares suaves en lugar de horizontales agresivos.
  • Cambiar el cepillo cada 3 meses: O antes si las cerdas están desgastadas.
  • Uso de hilo dental y enjuague bucal: Complementar el cepillado para una limpieza completa.
  • Visitas regulares al dentista: Cada seis meses para revisiones y limpiezas profesionales.

 

Recomendaciones para pacientes dependientes:

  • Asistencia en el cepillado: Si es necesario, ayudar a la persona mayor a cepillarse.
  • Uso de cepillos eléctricos: Pueden facilitar el cepillado y asegurar una técnica adecuada.
  • Monitoreo regular: Revisar la boca del paciente para detectar cualquier signo de lesión o irritación.
  • Hidratación adecuada: Mantener la boca hidratada para prevenir sequedad y facilitar el proceso de limpieza.

 

Conclusiones

El cuidado adecuado de la salud bucal es esencial para los adultos mayores, no solo para prevenir lesiones, sino también para mantener su bienestar general. Un cepillado adecuado, el uso de herramientas apropiadas y las visitas regulares al dentista son claves para evitar problemas mayores. No sigas el ejemplo de Don José; en su lugar, adopta hábitos saludables y seguros para asegurar que tu sonrisa y tu salud se mantengan en óptimas condiciones. ¡Recuerda, tus dientes merecen el mejor cuidado en cada etapa de la vida!

Elaborado por Jazmín Camacho | Gerontóloga