martes, junio 18, 2024
Salud

Enfermedades silenciosas después de los 50 años

La vida después de los 50 trae consigo experiencias enriquecedoras, pero también la posibilidad de enfrentar enfermedades silenciosas que pueden afectar nuestra calidad de vida. 

Estas condiciones pueden desarrollarse sin mostrar síntomas evidentes, subrayando la importancia de la detección temprana. En Longevitta, nos preocupa tu bienestar, y por eso, te guiaremos a través de la relevancia de un cuidado preventivo y el impacto que puede tener en tu vida.

Primero, ¿Por qué llamarles enfermedades silenciosas?

Las enfermedades silenciosas son aquellas que pueden progresar sin manifestar síntomas notorios sobre todo en sus etapas iniciales. Detectarlas a tiempo es crucial, ya que permite intervenir antes de que avancen y causen daños irreparables. Este enfoque preventivo no solo mejora las posibilidades de tratamiento, sino que también promueve una vida plena y saludable.

Por lo anterior, ¿Realizarte un Check up básico o estudios de laboratorio lo consideramos un gasto o una inversión en tu salud a largo plazo?

Programar un check-up básico es como realizar un mantenimiento preventivo para tu cuerpo. Este examen integral permite identificar posibles problemas de salud antes de que se manifiesten. Aprovecha muchas promociones que diferentes laboratorios ofrecen. ¡No olvides seguir todas las indicaciones de cada estudio!
Al invertir en tu bienestar a través de revisiones regulares, estás tomando medidas proactivas para preservar tu salud a largo plazo.

Principales estudios de laboratorio recomendados después de los 50:

  • Perfil Lipídico: Evalúa los niveles de colesterol y triglicéridos, fundamentales para la salud cardiovascular.
  • Prueba de Glucosa en Ayunas con glucómetro: Detecta posibles problemas relacionados con la diabetes y la resistencia a la insulina.
  • Hemoglobina glicosilada: Un estudio más completo que revela cómo ha sido el control del azúcar en la sangre en los últimos meses.
  • Hemograma Completo o biometría hemática: Proporciona información sobre células sanguíneas, indicando posibles trastornos hematológicos como anemia.
  • Química sanguínea: Analiza funciones hepáticas, renales y niveles de electrolitos para detectar trastornos.
  • Perfil Tiroideo: Evalúa el funcionamiento de la glándula tiroides, crucial para el equilibrio hormonal.
  • Densitometría Ósea: Permite la detección temprana de la osteoporosis, especialmente relevante para las mujeres después de la menopausia.
  • Antígeno prostático: Este estudio es para hombres y es clave para detectar problemas en la próstata, incluido el cáncer.

No subestimes el impacto de un monitoreo médico

Lo que menos queremos es que te conviertas en una persona hipocondriaca, más bien precavida, así que al igual que el check up nunca está demás mantener un Seguimiento Médico. Esto es clave para monitorear tu salud a lo largo del tiempo. Además, olvídate en minimizar síntomas, sobre todo si estos son:

Más frecuentes de lo habitual.

Se intensifica con el paso del tiempo.

Se acompaña de otros signos y síntomas.

Surgen sin motivo aparente,

Ocasiona problemas de movilidad, habla, sueño, apetito, cambios emocionales, etc.

Tu cuerpo es un sistema complejo y cualquier alteración merece la atención adecuada. La comunicación abierta con tu profesional de la salud es esencial para un cuidado integral.

Principales enfermedades silenciosas después de los 50:

Es hora de adentrarnos en algunas de estas enfermedades que, en su fase inicial, pueden permanecer ocultas a la detección común. Cabe destacar que cada individuo manifiesta síntomas de manera única, lo que subraya la importancia de una atención especializada y la vigilancia constante.

  • Osteoporosis: La pérdida de densidad ósea puede pasar desapercibida hasta que se produce una fractura.
  • Hipertensión Arterial: La hipertensión, en sus primeras etapas, puede no revelar signos evidentes. Este silencioso tormentón cardiovascular aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas. ¿Te preocupa la calma en el «clima» de tu sistema circulatorio?
  • Diabetes Tipo 2: Acechando como un intruso metabólico, puede desarrollarse sin síntomas notorios afectando gradualmente la salud.
  • Enfermedad Renal Crónica: Tu salud renal puede estar en serios problemas y no te habrás dado cuenta. Esto puede progresar sin señales evidentes hasta etapas avanzadas y en ocasionales que ponen tu vida al borde de la muerte.
  • Cáncer: Algunos tipos de cáncer, como el de colon, pueden ser asintomáticos en sus fases iniciales.

Consejos finales de Longevitta:

  • La conciencia constante es esencial. Presta atención a tu cuerpo y comunica cualquier inquietud a tu médico. Adopta hábitos de vida saludables, incluyendo una dieta equilibrada, ejercicio regular y manejo del estrés.

En Longevitta, creemos en empoderarte con el conocimiento para vivir plenamente después de los 50. Detectar enfermedades silenciosas a tiempo es el primer paso hacia una vida saludable y activa. ¡Invierte en tu bienestar hoy para cosechar los frutos de una vida longeva y plena mañana! 🌱💖

Elaborado por Jazmín Camacho | Gerontóloga