Día Mundial de Lucha contra la Depresión. Más del 90% de los casos se detectan de manera tardía

La depresión es una enfermedad mental. Es un trastorno del estado de ánimo en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante semanas o por más tiempo.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión afecta a más de 300 millones de personas en el mundo, y este año podría convertirse en la segunda causa de discapacidad a nivel mundial. En México, ocupa el primer lugar de discapacidad para las mujeres y el noveno para los hombres. 

La depresión en los adultos mayores es un problema generalizado, pero no es una parte normal del envejecimiento. Con frecuencia, no se reconoce ni recibe tratamiento.

Causas

En los adultos mayores, los cambios en la vida pueden incrementar el riesgo de depresión o llevar a que la depresión existente empeore. Algunos de estos cambios son:

  • Mudanza del hogar, como por ejemplo a un centro de la tercera edad
  • Dolor o padecimiento crónico
  • Hijos que dejan el hogar
  • Cónyuge y amigos cercanos que mueren

Pérdida de la independencia (por ejemplo, problemas para cuidarse sin ayuda o movilizarse, o pérdida de los privilegios para conducir).

La depresión también puede estar relacionada con un padecimiento físico, como:

  • Trastornos tiroideos
  • Mal de Parkinson
  • Enfermedad del corazón
  • Cáncer
  • Accidente cerebrovascular
  • Demencia (como mal de Alzheimer)

El consumo excesivo de alcohol o de determinados medicamentos (como los somníferos) puede empeorar la depresión.

Con motivo del Día Mundial de la lucha contra la Depresión que se conmemora el 13 de enero, el doctor Felipe Vázquez, gerente de asuntos médicos del área de Sistema Nervioso Central en GSK México, consideró que a pesar de los esfuerzos en generar conocimiento sobre la depresión y las repercusiones que tiene a nivel físico, económico y social, un gran porcentaje de la población no acude a tratamiento.

Es por ello que alertó, “más del 90% de los casos se detectan de manera tardía”, toda vez que “en nuestro país, menos del 20% de quienes la padecen buscan ayuda, e incluso se estima que quienes lo hacen tardan hasta 14 años en recibir un tratamiento especializado, lo que conlleva un incremento en la discapacidad”, concluyó el doctor Vázquez.

Con información de medlineplus y agencias .