EPOC: cuando los pulmones se quedan sin aire

La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), que se caracteriza por obstruir el paso del aire a los pulmones, ocupa la tercera causa de mortalidad en el país, sólo después de los infartos al corazón y la embolia cerebral.

En los últimos años, se ha convertido en un problema de salud pública en el mundo;  el Estudio de la Carga Mundial de Morbilidad, de la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que esta enfermedad afecta a más de 250 millones de personas a nivel mundial, de los cuales, 11% corresponde a la población mexicana.

Factores de riesgo

  • La principal causa de la EPOC es la exposición al humo del tabaco (fumadores activos y pasivos).
  • Otros factores de riesgo son la exposición al aire contaminado, tanto de interiores como de exteriores, así como al polvo y el humo en el lugar de trabajo.
  • Algunos casos de EPOC son consecuencia del asma crónica.
  • La incidencia de la EPOC puede aumentar en los años venideros a causa de la mayor prevalencia de tabaquismo y al envejecimiento de la población en muchos países.
  • Muchos casos de EPOC se podrían evitar abandonando el hábito del tabaquismo.
  • La EPOC es una enfermedad incurable, pero el tratamiento puede aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida.

El doctor Luis Septién, neumólogo del Hospital Médica Sur, señaló que durante el 2005 este padecimiento respiratorio ocupó la cuarta causa de consulta externa de primera vez; sin embargo, en 2019 ya ocupa el tercer lugar de morbilidad y mortalidad hospitalaria.

Los pacientes con EPOC presentan una o más recaídas al año. La causa más frecuente son las infecciones bronquiales, lo que repercute directamente en el deterioro de la enfermedad y empeoramiento de su calidad de vida”.

Algunos síntomas

El Dr. Luis Septién refirió que algunos de los síntomas de la EPOC son los siguientes:

  • Sensación de falta de aire;
  • Tos crónica;
  • Color azul en los labios o las manos;
  • Infecciones respiratorias frecuentes;
  • Silbido al respirar y,
  • Presión en el pecho.

Diagnóstico y tratamiento

Para recibir un diagnóstico de la enfermedad se recomienda un estudio llamado “espirometria”, el cual nos va a evaluar de manera adecuada nuestra función pulmonar. La piedra angular de los tratamientos son los broncodiltadores de acción prolongada, existen múltiples combinaciones de medicamentos que pueden ser muy útiles, siempre recomendados por  el  médico especialista, puntualizó el doctor Septién.

Alimentarse sanamente es un factor muy importante para mantenerse saludable. Es importante saber que la EPOC se acompaña de desnutrición, pero en otros casos la persona que la padece tiene obesidad. Esto se debe a un déficit en la ingesta de alimentos o aumento en el consumo energético y mala absorción intestinal que repercute en el aparato respiratorio, lo que ocasiona aumento del trabajo respiratorio, mayor consumo de oxígeno, fatiga y falta de aire.