Desarrollan calculadora para determinar índice ponderado de multimorbilidad y determinar deterioro cerebral de personas podría prevenir riesgo de suicidio

Tener artritis, diabetes o enfermedad cardíaca puede cambiar la vida de una persona, obstaculizar las actividades diarias y requerir dietas y medicamentos especiales.

Pero, ¿qué sucede cuando las nuevas condiciones se acumulan sobre la primera, creando una carga de múltiples enfermedades que necesitan ser manejadas diariamente?

A medida que millones de estadounidenses se enfrentan a una combinación de estas condiciones, ha surgido un nuevo enfoque para medir cómo son realmente sus vidas.

Las puntuaciones de multimorbilidad pueden ayudar a los médicos a comprender el pronóstico general de sus pacientes. También pueden ayudar a los investigadores a identificar los riesgos especiales que enfrentan las personas con múltiples enfermedades crónicas.

Una nueva investigación realizada por un equipo de la Universidad de Michigan muestra que las personas con puntajes más altos de multimorbilidad, tuvieron una disminución mucho más acelerada en sus capacidades de pensamiento y memoria; que aquellos con puntajes más bajos.

Resultados

A pesar de que la mayoría de las enfermedades crónicas incluidas en el índice no tienen una relación directa con la salud del cerebro; cuanto más alta es la puntuación de una persona, más rápido disminuyen durante un período de 14 años en su capacidad para recordar palabras y hacer matemáticas simples.

Los resultados, publicados en línea en Journals of Gerontology: Serie A, utilizaron los datos de más de 14,260 personas estudiadas varias veces durante una década o más. Esto a través del Health and Retirement Study (Estudio de salud y jubilación) basado en la U-M.

Mientras tanto, hace unos meses, el mismo índice reveló que las personas con puntuaciones más altas tenían más del doble de probabilidades de morir por suicidio que aquellas con puntuaciones más bajas. Es decir, tenían una peor calidad de vida relacionada con la salud mental en general.

Evaluación del impacto total de las condiciones de salud

Esos hallazgos, hechos al calcular el índice de multimorbilidad para los participantes en tres estudios a largo plazo de más de 250 mil profesionales de la salud, incluidos dentistas, podiatras, quiroprácticos y enfermeras, se publicaron en el Journal of the American Geriatrics Society (Diario de la Sociedad Americana de Geriatría). Muestran la carga mental y física de vivir con múltiples enfermedades.

La investigadora de U-M y de la médica de atención primaria de Michigan Medicine, Melissa Wei, M.D., M.P.H., M.S., ha encabezado el desarrollo del sistema de puntuación, denominado multimorbidity weighted index (MWIíndice ponderado de multimorbilidad).

Evaluar el impacto total de una persona es importante porque el ochenta por ciento de los adultos mayores de 65 años tienen más de una condición; y el cuarenta y cinco por ciento de todos los adultos tienen más de una, comenta Wei.

Cuidadoso desarrollo de herramientas

A lo largo de los años, compiló y probó una manera de evaluar cómo es la vida de las personas con múltiples enfermedades crónicas. Desde el glaucoma y las arritmias cardíacas hasta la esclerosis múltiple y un historial de problemas de rodilla, cadera y disco vertebral.

Pero no es tan simple como contar la cantidad de enfermedades y afecciones que una persona tiene diagnosticadas, nos advierten los investigadores.

Más bien, el riesgo de deterioro cognitivosuicidio o bienestar mental deficiente tiene que ver con el impacto total que la combinación única de condiciones tiene en su calidad de vida.

Debido a que las diversas condiciones afectan a las personas de diferentes maneras; el sistema de puntuación toma en cuenta cómo ocurre y cómo esos efectos pueden interactuar entre sí.

A principios de este año, Wei y sus colegas publicaron un estudio que mostraba que el riesgo de morir aumentaba en un ocho por ciento por cada aumento de un solo punto en la puntuación de MWI. El aumento en la puntuación seguía de cerca la disminución en las capacidades físicas de las personas con múltiples afecciones.

Ese estudio, también en Journals of Gerontology: Serie A, también utilizó datos del estudio de salud y jubilación, de 18,174 personas mayores de 51 años que participaron en el estudio durante 11 años.

Calculando una puntuación de multimorbilidad

Si bien el enfoque de puntuación de MWI ha sido útil en la investigación, Wei y sus colegas ahora esperan que los clínicos puedan usarlo para ayudarles a comprender las necesidades y administrar la atención de pacientes con múltiples afecciones.

Ya se encuentra disponible una herramienta de puntuación MWI gratuita para uso clínico en el sitio web de ePrognosis, administrado por la Universidad de California en San Francisco.

Cualquier médico puede ingresar en la calculadora capturando algunos datos anónimos sobre un paciente de más de 54 años y obtener una puntuación para ellos. La página de resultados presenta un desglose de la probabilidad de que las personas que participan en el estudio mueran en los próximos 10 años; o de experimentar una disminución en su funcionamiento físico en los próximos cuatro a ocho años. La calculadora se encuentra disponible en la página https://eprognosis.ucsf.edu/mwi.php

Mientras Wei advierte a los médicos, esperamos que la guía pueda ayudarlo en sus conversaciones sobre una variedad de decisiones y prevención de cirugía electiva.

Utilizando la investigación multimorbilidad

La investigación que Wei y sus colegas han realizado sobre los impactos de las puntuaciones altas de MWI en grupos de pacientes, también podría ayudar a orientar la atención.

Por ejemplo el hallazgo de que el riesgo de suicidio aumentó considerablemente a medida que el puntaje de MWI; podría ayudar a los médicos a determinar qué pacientes necesitar más pruebas de detección de depresión y suicidio. A medida que los pacientes desarrollan sus afecciones; es posible que deseen controlar su salud mental para ofrecerles consejos y tratamientos adecuados para su estilo de vida.

Como médicos, es más probable que evaluemos el riesgo de suicidio en personas con depresión conocida u otros problemas de salud mental o uso de sustancias; pero es posible que no consideremos automáticamente que las personas con condiciones más físicas puedan estar en mayor riesgo”, dice Wei. “Estas condiciones son muy importantes y están estrechamente relacionadas con las condiciones de salud y, finalmente, con la mortalidad prematura“.

En resumen, dice, “la asociación entre la puntuación MWI con el riesgo de suicidio y el bienestar mental en general merece atención“.

Tener una alta puntuación de MWI, dice, hace que alguien funcionalmente mayor que su “calendario” o su edad cronológica sugeriría. Los médicos pueden usar el puntaje para ayudarlos a pensar acerca de la “edad biológica” a paciente similares a ellos.

Usar puntajes altos para ayudarlos a recibir servicios de atención médica u otro tipo de apoyo para disfrutar vivir sus vidas y apoyarlos a hacerlo.

Queremos que los pacientes tengan una buena visión de cómo están trabajando en su bienestar; y que estén abiertos a comunicarse con sus equipos de atención sobre cómo afectan su funcionamiento, calidad de vida y salud en general. Y en el futuro “, dice Wei. “También sabemos que el apoyo social, y tener un fuerte propósito en la vida, pueden ayudarnos a comprender estas conexiones. Vida y cambios en la salud“.