Conoce diez sencillos pasos para lograr un sueño reparador y efectivo

El Día Mundial del Sueño, se celebra a nivel mundial el viernes previo a primavera. Este año 2020 es el 13 de marzo bajo el lema: “Mejor sueño, mejor vida, mejor planeta”  que tiene como objetivo hacernos reflexionar la importancia de dormir adecuadamente en calidad y cantidad. Es un llamado universal para adoptar una postura respecto a la importancia de tener un sueño saludable para lograr una mejor vida y un mejor planeta.

El doctor Alejandro Jiménez-Genchi, presidente de la Academia Mexicana de Medicina del Dormir en el marco de la conmemoración del Día Mundial del Sueño, que se conmemora este año el próximo 13 de marzo, nos comparte su recomendación para mantener una correcta higiene del sueño. Es decir, llevar a cabo 10 sencillos pasos

10 sencillos pasos

Para lograr un sueño reparador y efectivo que promueva el estado de alerta durante el día, el Dr. doctor Alejandro Jiménez-Genchi nos propone:

  1. Mantener un horario fijo para acostarse y levantarse, incluidos fines de semana y vacaciones
  2. En la cama, evitar realizar actividades diferentes a dormir (comer, ver televisión, hablar por teléfono, por mencionar algunas)
  3. Realizar cada noche una rutina de acciones que ayuden a prepararse mental y físicamente para dormir, tales como:
    • lavarse los dientes
    • ponerse la pijama
    • técnicas de relajación
  4. Evitar el uso de tecnología en la recámara
  5. Retirar relojes de la habitación
  6. Evitar las siestas durante el día
  7. Evitar, por la tarde y por la noche el consumo de cafeína, alcohol y tabaco
  8. Realizar ejercicio físico moderado y regular por la mañana, nunca antes de dormir
  9. Mantener el dormitorio a una temperatura agradable (19º-22º C) y con niveles mínimos de luz y ruido
  10. Si no es posible conciliar el sueño (especialmente por preocupaciones), se debe levantar, hacer alguna lectura y volver a la cama nuevamente cuando llegue el sueño

“Dormir es una necesidad y una obligación para el cerebro. Una persona puede ponerse en huelga de hambre o agua hasta morir, pero nadie puede ponerse en huelga de sueño porque en unas cuantas horas el cerebro nos obligará hacerlo, aunque estemos en una situación peligrosa”, nos asegura el Doctor Jiménez-Genchi.