Caídas graves también son un riesgo para la salud de los adultos de edad media

Los adultos que toman varios medicamentos recetados tienen más probabilidades de sufrir caídas graves, afirman los investigadores de Yale y sus coautores en un nuevo estudio. Los investigadores apuntaron que este mayor riesgo puede afectar a las personas de edad median, una población que no suele considerarse vulnerable a caídas debilitantes o fatales.

Datos para el estudio

Para identificar los factores que ponen a los adultos en riesgo de caídas graves, el equipo de investigación utilizó datos de pacientes del Veterans Aging Cohort Study (VACS). Un estudio nacional de personas que reciben atención a través de la Veterans Health Administration (VA). Identificaron trece mil casos de caídas y los compararon con controles de edad, raza, sexo y estado de VIH similares. Los factores de riesgo de caída incluyen el uso de medicamentos recetados; el consumo de alcohol; y drogas ilegales.

Pacientes de edad mediana

Los investigadores informan en el artículo “Polypharmacy, hazardous alcohol and illicit substance use and serious falls among PLWH and uninfected comparators“; publicado en Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes que encontraron que las caídas eran un problema para los pacientes de edad media. “Los proveedores suelen pensar en caídas en personas mayores de 65 años. Pero estas personas tenían más de 50 años y las caídas fueron una preocupación importante“, dijo Julie Womack, autora principal y profesora asociada de la Escuela de Enfermería de Yale.

El estudio también observó que el uso simultáneo de múltiples medicamentos, conocido como polifarmacia. Esto juega un papel importante en las caídas graves entre los pacientes que son VIH positivos y los que no lo son. Los investigadores examinaron el estado del VIH porque las personas que reciben tratamiento para el VIH toman varios medicamentos y, a menudo, a una edad más temprana.

Los medicamentos que se asociaron con caídas graves incluyeron los que se usan comúnmente para:

  • tratar la ansiedad y el insomnio (benzodiacepinas)
  • los relajantes musculares
  • los opioides recetados

Otro hallazgo importante es el rol del consumo de alcohol y drogas ilegales en las caídas, dijo Womack.

Conclusiones

El estudio sugiere que los programas diseñados para prevenir caídas graves en adultos mayores pueden necesitar ser modificados para abordar los riesgos para adultos de edad mediana. “Los factores de riesgo de caída son más frecuentes en la generación Baby Boomer en general. El siguiente paso es observar las intervenciones para las personas de edad media”, dijo Womack. Esas intervenciones podrían abordar el consumo de alcohol y drogas ilícitas además de la polifarmacia. “Cuando pensamos en los programas de prevención de caídas, tenemos que pensar en el consumo de alcohol y sustancias. Necesitamos ayudar a las personas a reducirlas”.

La reducción de las caídas en adultos de edad media y mayores es vital. Las caídas contribuyen a aumentar el riesgo de lesiones, hospitalizaciones y muerte, dijo Womack.