Una familia de tantas, primer ejemplo de liberación femenina en el cine mexicano

La película Una familia de tantas fue galardonada con un Ariel en 1950 y representó los primeros ejemplos de liberación femenina en el cine mexicano. Esta película del director Alejandro Galindo es un melodrama con diálogos memorables, buenas actuaciones y la confrontación entre la modernidad y la educación rígida de la clase media de aquellos años.

Cartel de la película Una familia de tantas
Cartel de la película Una familia de tantas

La época de oro del cine mexicano se dio en los años cuarentas, durante la Segunda Guerra Mundial. Estados Unidos y Europa tuvieron que invertir en armamento y su producción de películas bajo considerablemente. El cine mexicano floreció en esa etapa. Surgieron nuevos directores y actores que a la fecha son considerados ídolos.

Sinopsis.

La película trata sobre una familia de clase media de la Ciudad de México conformada por cinco hijos, que sufre un cambio drástico en su cotidianidad al aparecer un vendedor de electrodomésticos. Se desencadenan varios sucesos dramáticos: uno de los hijos se casa por deber, la hija Estela escapa de la casa y Maru, la más joven, se casa con el vendedor sin el consentimiento de su papá.

El éxito de esta película se debió a la temática diferente, que puso en entredicho el deber ser, aunado a las destacadas actuaciones de los protagonistas. Un astuto melodrama que enfrentó el sistema de educación de la clase media de aquella época: un padre represivo frente a la mentalidad progresista del vendedor para inmiscuirse en esa familia y terminar desposando a Maru.

Contexto histórico.

La película Una familia de tantas retrata circunstancias que empezaron a suceder en las familias de la clase media en México. En los cuarentas inició el proceso de modernidad en México con influencias marcadas por las costumbres y hábitos consumistas de la sociedad de Estados Unidos. La época de postguerra trajo cambios significativos a México: iniciaron los presidentes civiles, la capital llegó a un millón de habitantes, el país se benefició económicamente con la alianza con Estados Unidos en la guerra y se generaron los primeros mexicanos millonarios. Esto hizo que la clase media mexicana creciera y pudo acceder a los aparatos electrodomésticos que proliferaron en aquellos años: refrigeradores, aspiradoras, consolas, estufas, etc.

La película de Galindo logró retratar perfectamente este fenómeno. A diferencia de la mayoría de las películas de aquellos años, donde las rupturas en las temáticas eran pasajeras y, por lo regular, terminaban con un final feliz, en Una familia como tantas los cambios que se dan son irreversibles.

El actor Fernando Soler lleva una mención especial en la película, al interpretar magistralmente al jefe de la familia Cataño.

Reparto:

Fernando Soler: Rodrigo Cataño.

David Silva: Roberto del Hierro (enamorado de Maru).

Martha Roth: Maru Cataño.

Carlos Riquelme: Ricardo Cataño.

Eugenia Galindo: Doña Gracia Cataño.

Enriqueta Reza: Guadalupe (sirvienta).

Manuel de la Vega: El Cartucho.

Felipe de Alba: Héctor Cataño.

Nora Veryán: Hilda (novia de Héctor).

Isabel del Puerto: Estela Cataño.

Alma Delia Fuentes: Lupita Cataño.

Premios obtenidos.

Premios Ariel 1950:

Mejor Película.

Mejor Dirección.

Mejor Adaptación.

Mejor Escenografía.

Mejor Coactuación Femenina.

Ficha técnica:

Título: Una familia de tantas.

Género: Drama.

México, 1949

Director: Alejandro Galindo.

Guion: Alejandro Galindo.

Música: Raúl Lavista.

Fotografía: José Ortiz Ramos.

Producción: Cesar Sántos Galindo.

Sonido: B. J. Kroger.

Enlaces:

https://es.wikipedia.org/wiki/Una_familia_de_tantas

http://cinema22.canal22.org.mx/sinopsis.php?id=690&barra=Cineteca