Vivienda y… ¿vejez?

En México, envejecer es algo para lo que no se nos ha preparado y justo ahí es necesario comenzar a crear consciencia…

La etapa de envejecimiento del ser humano es sin duda una de las etapas en donde más aristas podremos encontrar, por un lado, es una realidad que los modelos de pensiones y jubilaciones han dejado un mal sabor de boca para quienes durante el transcurso de su vida se esforzaron y hoy, reciben solo una pequeña parte de lo que se asume merecen por los años trabajados. 

Foto: Erick Ángeles

El panorama es incierto y preocupante si retomamos las condiciones actuales para los que hoy somos el futuro del envejecimiento. Ya sea por las condiciones laborales en las que hoy se nos limitan prestaciones, hasta la incertidumbre de contar con un patrimonio familiar que te permita sentir seguro de al menos contar con una vivienda, producto del trabajo de tus padres o del propio.

En México, envejecer es algo para lo que no se nos ha preparado y justo ahí es necesario comenzar a crear consciencia de lo que se avecina y cómo podríamos hacer frente a ello, ya que múltiples factores influyen en nuestro desarrollo como personas y finalmente estos se verán reflejados en la última etapa de nuestra vida: la vejez. Al respecto, dicha etapa es considerada como la etapa de mayor vulnerabilidad social, cultural, medica, familiar y patrimonial. La realidad es que cada vez son más las personas mayores que llegan a su vejez sin un patrimonio y sin un sustento que les permita el disfrute de su envejecimiento con las garantías mínimas.

¿Tú ya pensaste que te depara el envejecimiento?

Foto: Erick Ángeles

Hablando al respecto del patrimonio con el que se cuenta en la vejez, para los jóvenes el futuro para obtener vivienda es difícil y por demás impensable. Lo salarios precarios, las condiciones laborales donde no se contemplan prestaciones y la inminente desaparición de cualquier tipo de apoyo y estímulo para pensiones, jubilaciones y créditos es por demás inquietante. Actualmente las viviendas a las que se podría tener acceso (por sus precios bajos) se encuentran en las periferias de las ciudades y estos cuentan con accesos y servicios limitados o intermitentes. Y tal vez, por más difícil que sonara es necesario comenzar a pensar en nuestros futuros y en un fondo de ahorro personal que nos permita preparar terreno y combatir esta situación con miras a mejorar nuestra condición de envejecer.

En la próxima entrega te hablaremos de al menos 3 propuestas que han ido ganando terreno y que, se presumen como el futuro para los que deseamos probar formas distintas de vivir la vejez.

¿Quieres saber cuáles son estas propuestas?

También te puede interesar:

https://longevitta.mx/noticias/se-promueve-en-senado-iniciativa-de-vivienda-colaborativa-o-auto-gestionada-para-adultos-mayores/