Resignifiquemos la vejez

Después de estos últimos atropellos que han pasado en al menos los últimos dos años y de los cuales las gotas que derramaron el vaso han sido, por una parte la noticia a nivel mundial de la Organización Mundial de la Salud y su clasificación de Vejez como enfermedad

y por otra el tema del empleo de empacadores en supermercados en donde algunas cadenas emitieron un juicio de que ya no eran tan necesarios los empacadores y ante la demanda social tuvieron que aceptar a regañadientes que siempre si volverán y tendrán la oportunidad de mantener dicho trabajo, y más, y más temas que nos permiten ver que no solo la pandemia nos vino a recordar que

las vejeces le estorban a la economía y a un gran sector de la sociedad

Ante todo esto, en Longevitta tenemos la firme convicción de que habrá que seguir luchando por cambiar la forma en que vemos la vejez, ¡vamos a Resignificar el termino vejez! De antemano te agradecemos a ti, una vez mas porque nos lees y compartes, pero no solo eso, sino que también te agradecemos por brindarnos tu opinión y sugerencia sobre los temas que te interesan. Créeme, Longevitta es un portal que lo hacemos todos!

Resignificar el termino vejez, edad, persona mayor y todo lo que el vasto universo de envejecimiento contempla, es primero comprender, que como toda etapa de la vida tendrás sus pros y contras. Con esto nos referimos a que nunca debes permitir o pensar que a mayor edad menor utilidad tienes, o que la simple palabra y acción de jubilarse significa que no tengas un motivo para disfrutar esta etapa de vida.

Imagen: Arturo Ángeles

¡Toma las riendas de tu vida y trabaja en ti y para ti!

¿Quién dice que no puedes comenzar cursos, terminar tus estudios, o incluso ser tu el o la protagonista de un emprendimiento donde enseñes tus habilidad y destrezas en alguna actividad?

Busca dentro de ti: en tus aficiones, tus gustos, tus anhelos y tu potencial, seguro que algo encontraras para sacarle provecho. ¿Fuiste docente y hoy eres jubilado o jubilada? Qué tal un curso de regularización para jóvenes. ¿Fuiste ingeniero? ¿Mecánico? ¿Economista? El límite de tus facultades lo conoces tú y sobre ello puedes trabajar.

Dale giro a tu vida, resignifica lo que para ti es envejecer y con ello, recuerda que no solo te ayudas a ti, si no también nos ayudas a los demás a entender que envejecer no es parar para permitir que la muerte llegue, bien dicen por ahí:

“Que la muerte nos pille bailando y resignificando la vejez”

No quiero dejar pasar la oportunidad para promocionar el trabajo de todos los compañeros de gerontología, no olvides que hoy ya contamos con la figura de estos profesionistas que bien pueden ser un apoyo para ti y para asesorarte sobre como desarrollar los proyectos y llevarlos a buen puerto!

También te puede interesar:

https://longevitta.mx/tecnologia/solos-se-requieren-ancianos/