sábado, junio 22, 2024
Aprendizaje y Vida Social

Metas financieras para tu vejez

Bien dicen que lo que sembramos hoy lo cosecharemos mañana y esto involucra nuestra estabilidad financiera.

Seguramente en más de una ocasión  te has puesto a pensar sobre tu vejez: ¿Cómo será? ¿Quiénes estarán conmigo? ¿Lograré jubilarme? ¿Tendré enfermedades? ¿Cómo será mi apariencia física? ¿Lograré tener una familia?, en fin ¡las inquietudes son muchas! y no es para menos, se trata de una etapa de vida super importante que más allá de la experiencia y sabiduría que tendremos para entonces  también la vida pasa la factura de lo que hicimos bien o mal a lo largo de nuestra existencia.

Ahora bien, dicha estabilidad financiera que muchos queremos lograr en la vejez no solo depende de lo que somos capaces de hacer por nuestra cuenta incluyendo una cultura de ahorro e inversión, sino también involucra los sistemas de pensiones en nuestro país y toda la política pública dirigida a las personas adultas mayores.

Pero bueno, al mal paso darle prisa, y más que excusas queremos que sin importar la edad que tengas en estos momentos  logres realizar pequeñas acciones que permitan construyas tus proyectos del futuro.

Hoy te mostramos algunas ideas de cómo puedes arrancar tus pequeñas metas financieras para una vejez digna, estable y con una óptima calidad de vida.

Anímate a realizar tu primera inversión

No necesariamente requieres de millones de pesos, puedes comenzar con una inversión pequeña pero eso sí deberás ser perseverante, paciente y resiliente.

Aporta a tu AFORE desde 50 pesos

Si ya te encuentras laborando es momento de que comiences con esas aportaciones voluntarias (nunca es tarde para hacerlas) recuerda que se trata de tu futuro, además date el tiempo de buscar y elegir la institución que más rendimientos te brinda.

Puedes hacer aportaciones mínimas que no afecten tu bolsillo.

Evita endeudarte por mucho tiempo

Crea el hábito de pagar en tiempo y forma aquellas deudas que vayas adquiriendo, así evitarás repercusiones en tu patrimonio y tronar los dedos en la vejez por las deudas hasta el cuello.

Elabora un listado de tus gastos mensuales

Una buena cultura financiera comienza desde que conoces cuánto ganas y cuánto y en qué lo gastas. Lamentablemente es muy común gastar más d elo ganas, lo que te lleva  deudas y una inestabilidad mental.

Puedes apoyarte de un sencillo formato o apps que te ayudan a dicho control, te darás cuenta que hay gastos innecesarios u hormiga que podrías invertir en algo provechoso.

Cuida de tu salud en todo momento

No hay peor enemigo de una estabilidad  financiera que las enfermedades y sus complicaciones, que hacen que nuestros ahorros inversiones y todo el sacrificio que implicó se vaya por la borda.  Además cuidar de nuestra salud física y mental es una tarea ardua pero que sin duda trae la posibilidad de disfrutar de una buena vejez.