¿Has tenido la sensación de ardor y acidez en la garganta o molestias después de comer?

Los problemas para tragar y digerir la comida se van presentando con la edad, pero en los adultos mayores hay manifestaciones más graves en el reflujo, ya que el esófago también va envejeciendo.

Los problemas para tragar y digerir la comida se van presentando con la edad junto con otros malestares. Si te ha sucedido, sabes lo molesto que puede ser y entre más años se tienen, las molestias se intensifican, ocasionando una menor calidad de vida para el caso de los adultos mayores.

Al respecto la Dra. Gulchin Ergun, gastroenteróloga del Houston Methodist Hospital explica que en los adultos mayores hay manifestaciones más graves en reflujo y posiblemente más problemas. Por ejemplo, cuando se habla de reflujo, hablamos de síntomas como regurgitación, aunque algunas personas pueden presentar incluso dolor de pecho, náuseas y neumonía por aspiración del ácido proveniente del estómago.

Agrega que el esófago de una persona mayor no es como el de una persona más joven. Por lo tanto, pueden tener problemas más graves, por ejemplo, una de las complicaciones del reflujo es la inflamación en el esófago, ulceraciones e incluso sangrado, y algunas personas podrán presentar cicatrices en el esófago llamadas estenosis. En hombres mayores, por ejemplo, la estenosis puede ocurrir en hasta 1 de cada 10 personas que han padecido de reflujo severo.”

Respecto a los tratamientos, la especialista señala que para controlar el daño causado por los ácidos provocados por el reflujo se prescriben medicamentos para suprimir el ácido y lograr que el esófago tenga una menor irritación.

¿Tienes dificultades para tragar?

Esto no es normal y se requiere atención médica. Al respecto, la Dra. Ergun afirma que cualquier problema de deglución se considera anormal porque el mecanismo es el mismo de siempre y no cambia con la edad. Ciertas cosas pueden lesionar el esófago, por ejemplo, los ácidos estomacales a largo plazo pueden ocasionar cicatrices y, por esta causa, los músculos del esófago pueden estar dañados. Otra cosa que puede suceder es que cuando se presenta tejido cicatrizal, se puede estar a mayor riesgo de desarrollar cáncer.”

Para finalizar, la experta recomienda acudir al médico si se presenta acidez estomacal más de 2 o 3 veces por semana. “Estas situaciones necesitan ser evaluadas por un médico. Si una persona está tomando antiácidos todos los días, eso significa que tiene una enfermedad y que necesita evaluación médica para poder tener un diagnóstico y un tratamiento correcto.”

Fuente: Houston Methodist Hospital