¿Cómo mejorar mi salud ósea?

En la niñez como en cualquier otra etapa de la vida incluida la vejez, cuidar de nuestros huesos debe ser una tarea cotidiana e importante, pues de no hacerlo evidentemente nuestra salud se pone en riesgo.

Pero, ¿por qué aún y en la vejez debemos cuidar de nuestros huesos?

“A medida que envejecemos, comenzamos a perder más hueso del que producimos. Los pequeños agujeros dentro de los huesos se hacen más grandes y las capas exteriores sólidas se vuelven más finas. En otras palabras, nuestros huesos pierden densidad. Los huesos duros se vuelven esponjosos y los huesos esponjosos se vuelven más esponjosos aún. Si esta pérdida de densidad ósea avanza demasiado, se le llama osteoporosis.”  (NIH, 2015)

“La osteoporosis afecta a 1 de cada 3 mujeres y a 1 de cada 5 hombres de más de 50 años en nuestro país.”  (Amgen, 2020)

Por lo anterior, es importante en todo momento cuidar de nuestra salud ósea, aún y cuando las recomendaciones sean banales o insignificantes ¡tus huesos te lo agradecerán!

Principales recomendaciones:

¡Chécate y realízate una prueba de densidad mineral ósea!

Este estudio permite conocer y comparar la densidad ósea con la de una persona joven, permitiendo analizar la cantidad de mineral óseo perdido en los últimos años, te recomendamos solicitar este estudio a tu médico para una valoración.

¡Consume calcio y vitamina D!

Recuerda que estos minerales no solamente se adquieren a través de pastillas o las famosas “vitaminas” que el médico te brinda en la consulta, sino también existen otras fuentes saludables y fáciles de adquirir, ya sea por alimentos (Verduras de hoja verde, leche, huevo, pescados o cereales) y  exposición al sol.

¡Muévete y realiza ejercicio físico!

“El ejercicio, en especial los ejercicios con peso (del propio cuerpo o con pesas), también ayuda a los huesos. Los ejercicios con peso incluyen trotar, caminar, jugar al tenis y bailar. El tirón de los músculos le recuerda a las células de los huesos que deben mantener los tejidos densos.” (NIH, 2015)

¡Evita fumar y consumir alcohol!

Diferentes estudios han permito conocer que el consumo de estas sustancias aceleran la pérdida de densidad ósea y por ende incrementa el riesgo de osteoporosis, incluso antes de la vejez.

Si una vejez saludable anhelas tener, hábitos correctos debemos mantener.

¡Nunca es tarde para mejorar la salud de nuestros huesos!

Artículo elaborado por:

Longevitta.

Referencias:

NIH, National Institutes of health. (Enero 2015). La osteoporosis y el envejecimiento: Proteja sus huesos con ejercicio. https://salud.nih.gov/articulo/la-osteoporosis-y-el-envejecimiento/

Agmen. (s.f.). OSTEOPOROSIS, ENFERMEDAD SILENCIOSA QUE AFECTA 10 MILLONES DE MEXICANOS. https://www.amgen.com.mx/es-mx/media/news-release-listing/2020/10/osteoporosis-enfermedad-silenciosa/

¿Cómo referenciar este artículo?

Longevitta. (1 de Julio 2021). ¿Cómo mejorar mi salud ósea?  https://longevitta.mx/salud/como-mejorar-mi-salud-osea/