martes, junio 18, 2024
Noticias

Se busca dar prioridad a prevención y atención específica a enfermedades trombóticas en México

La trombosis es un trastorno silencioso, subyacente, que actúa como mecanismo común en las tres principales causas de muerte en la población mundial: infarto agudo al miocardio, accidente cerebrovascular y tromboembolia venosa. Se expone que en México, falta información precisa que permita dimensionar y visualizar la carga que representa la trombosis para los pacientes, su familia, el sector salud y el erario público.

Trombosis en México

En el marco del Día Mundial de la Trombosis, organizaciones como el Comité de Trombosis y Hemostasia y la Agrupación Mexicana para el Estudio de la Hemostología, sumaron esfuerzos con el Senado de la República para organizar el “Primer simposio: Trombosis en México”, en el que ponentes expertos de carácter inter-institucional mostraron un panorama de la relevancia que la patología supone.

Durante el Foro convocado por el Senador Santana Armando Guadiana Tijerina, advirtió que, si bien los mayores esfuerzos del gobierno se han centrado en la prevención; detección temprana; tratamiento y reducción de infartos; advirtió que no hay información precisa sobre la trombosis. Lo que impide dimensionarla y visualizar la carga física, emocional y económica que la enfermedad representa; tanto para los pacientes y sus familiares, como para el sistema de salud y el erario público.

En este contexto, el Senador Guadiana Tijerina alertó que no sería descabellado asumir que, en algún punto del futuro, podríamos entrar en una epidemia de eventos trombóticos. Por lo que informó durante el evento, que presentará la Iniciativa con Proyecto de Decreto por el que se Reforma la Ley General de Salud; permitiendo a la Secretaría de Salud poner mayor énfasis en la atención de la trombosis. Con ello, establecer bases que sirvan para generar Normas Oficiales que incluyan especificaciones técnicas y acciones específicas.

Propuesta

El Senador puso a consideración y con carácter prioritario la prevención y atención a las enfermedades trombóticas. Esto con base en el conocimiento de los factores de riesgo, sus causas, métodos de prevención y control; así como otros aspectos relacionados con el diagnóstico, conservación y mejoramiento de la salud cardiovascular.

En el documento se pide realizar diversas campañas de promoción de los derechos de las personas con enfermedades cardiovasculares; así como la implementación estratégica y gradual de servicios en la red del Sistema Nacional de Salud en todos sus niveles; y la investigación multidisciplinaria en materia de salud antitrombótica.

Otros datos

Al respecto de las enfermedades cardiovasculares la Organización Mundial de la Salud, menciona que, «se calcula que en 2015 murieron por esta causa 17.7 millones de personas, lo cual representa un 31% de todas las muertes registradas en el mundo. De estas muertes, 7.4 millones se debieron a la cardiopatía coronaria, y 6.7 millones, a los accidentes vasculares cerebrales«.

La Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia, informa que «una de cada cuatro personas mueren por afecciones causadas por la trombosis. Y es un hecho sorprendente que hasta novecientas mil personas en los Estados Unidos se vean afectadas por coágulos de sangre cada año; Alrededor de cien mil de esas personas morirán, que es mayor que el número total de personas que pierden la vida cada año por el SIDA, el cáncer de mama y los accidentes automovilísticos combinados«.