Se aprueba que IMSS difiera por tres meses retenciones para pago de préstamos a cuenta de nómina o pensión

En sesión virtual extraordinaria el H. Consejo Técnico del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), encabezada por el director general Zoé Robledo, aprobó diferir por tres meses las retenciones que hace el Seguro Social al pago de préstamos a cuenta de nómina o pensión otorgados por entidades financieras a pensionados, jubilados y trabajadores en activo.

En un comunicado de prensa se informa que esta suspensión temporal de pagos a los créditos personales otorgados por las 42 entidades financieras con las que tienen convenio el IMSS aplicará durante: mayo, junio y julio. Con ello se busca apoyar a la economía de las familias de los trabajadores, ante la emergencia sanitaria por COVID-19.

Por ello se estableció que las retenciones que se realicen por concepto de amortización de créditos personales durante estos meses, serán reintegradas en los pagos vía nómina 24 horas después, y será hasta el mes de agosto que se reinicien los cobros. Se espera que el número de beneficiarios sea de unas 361 mil personas.

El acuerdo destaca que el diferimiento de pagos no tendrá ningún impacto negativo en los acreditados, pues no generará costos adicionales ni recargos por ningún monto.

Para no afectar a las Entidades Financieras, en Coordinación con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y la CONDUSEF, cuando las entidades financieras soliciten al IMSS se podrán instrumentar convenios de suspensión de retención de créditos, que establezcan mecanismos convenientes para ambas partes[.]