Proponen nuevo modelo para controlar enfermedades crónicas y mejorar bienestar de adultos mayores

Los instructores de bienestar basados ​​en la comunidad pueden brindar atención de bienestar personalizada a los adultos mayores.

Un ensayo controlado aleatorio evaluó si el autocontrol de la comunidad con entrenamiento de bienestar podría mejorar el bienestar general de los participantes. Esta fue la base para describir los componentes de un nuevo modelo de bienestar basado en la comunidad llamado: Hogar de Bienestar Centrado en la Persona (Person-centered Wellness Home, PCWH). El PCWH ayuda a los pacientes a controlar enfermedades crónicas y mantener el bienestar. Lo afirman 

Los resultados se publicaron en el artículo “Creation of the Person-Centered Wellness Home in Older Adults“, (Creación del Hogar de Bienestar Centrado en la Persona en adultos mayores); en un número especial sobre envejecimiento y salud pública en Innovation in Aging, una publicación de la Sociedad Gerontológica de América.

Investigación

Los investigadores inscribieron a ciento veintiún participantes mayores de cincuenta y cinco años con dos o más enfermedades crónicas de las comunidades de la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York en el sur del Bronx. Todos los participantes completaron un taller de seis semanas en el que líderes comunitarios laicos y capacitados alentaron las habilidades de autocontrol para enfermedades que son altamente prevalentes en el sur del Bronx como:

  • Artritis
  • Diabetes
  • VIH
  • Dolor crónico
  • Cáncer

Los participantes en la rama de tratamiento recibieron un programa de auto entrenamiento de bienestar que los guió a establecer objetivos de salud que se alinearan con sus necesidades.

Mejoras y beneficios

Hubo una mejora en el funcionamiento físico autoinformado por el grupo de entrenamiento de bienestar“, dice la primera autora Thelma J. Mielenz, PhD, profesora asistente de epidemiología. Señaló que las personas con un mejor funcionamiento físico a menudo tienen más facilidad para estar físicamente activas. Los entrenadores y participantes de bienestar mantuvieron su conexión social.

El estudio también analizó los beneficios de la disponibilidad de información sobre la salud del paciente en el cuidado del bienestar. También se invluyó el acceso a registros de salud personalizados a pacientes y cuidadores/entrenadores. Los investigadores encontraron que esta medida alienta a los pacientes a familiarizarse con su información de salud para que puedan establecer objetivos y seguir su progreso. En conjunto: la disponibilidad de programas de bienestar basados ​​en la comunidad; y el acceso a los registros de bienestar transparentes permiten a los adultos mayores tomar el control de su salud en un entorno comunitario. Esto con el apoyo de los instructores del programa de bienestar.

Al establecer una atención de bienestar personalizada dentro de la comunidad; los adultos mayores pueden acceder fácilmente y aprovechar con frecuencia los servicios que promueven cambios saludables en el estilo de vida“, dice Mielenz. “En áreas desatendidas donde existen brechas entre la clínica y la comunidad; el modelo de hogar de bienestar centrado en la persona puede comenzar a proporcionar el apoyo necesario para un paciente en la comunidad y mejorar los resultados generales de salud“.