Convocan a reconocer y promover diversidad lingüística y fortalecer medios para mantenerla

El Día Internacional de la Lengua Materna está dedicado a reconocer y promover la diversidad lingüística y fortalecer los medios para mantenerla. Es una fecha para tomar y crear conciencia de la diversidad multilingüe de México y de la responsabilidad que tenemos para su conservación, nos propone Cecilia Rojas Nieto, del Instituto de Investigaciones Filológicas (IIFL) de la UNAM. Este 21 de febrero es el Día Internacional de la Lengua Materna.

En el mundo, cerca de dos mil ochocientas noventa y cinco lenguas vivas están en riesgo de desaparecer en este siglo. “El escenario es desgarrador”, afirmó Cecilia Rojas Nieto. Cerca del cuarenta por ciento de las lenguas cuentan con menos de mil hablantes, mientras que 23 lenguas son habladas por más de la mitad de la población mundial.

Como si se tratara de un reloj biológico, se estima que cada dos semanas desaparece una lengua, pues se pierde el último de sus hablantes”, destacó la también académica del Centro de Lingüística Hispánica de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM.

Los aproximadamente siete mil quinientos millones de personas que pueblan la Tierra hablan cerca de siete mil doscientas lenguas, pero la distribución de los hablantes no es equitativa.

La experta expuso que un puñado de lenguas tiene millones de hablantes; en contraparte, millares de lenguas tienen menos de 10 mil hablantes. “Dos mil novecientas ochenta y cinco lenguas -cerca del cuarenta por ciento– tienen menos de mil hablantes y están en peligro de desaparecer, mientras que veintitrés lenguas son habladas por más de la mitad de la población mundial”, remarcó.

La permanencia de una lengua depende de que haya quién la conozca, la utilice y la transmita de generación en generación”. El fenómeno de lenguas sin hablantes es un resto arqueológico, y sólo cuando se habla, se interpreta, lee o escribe, vuelve a vivir.

Lenguas mayoritarias

Las lenguas mayoritarias como el inglés, chino mandarín, hindi y español, desplazan gradualmente a lenguas minoritarias. Los hablantes de lenguas minoritarias relegan el uso de su primera lengua, la que escucharon y aprendieron de sus madres y padres en el seno de su comunidad, hasta el punto de dejarlas prácticamente en el olvido.

Lenguas originarias de México

En México, abundó Rojas Nieto, las lenguas originarias –en el país suman sesenta y ocho agrupaciones lingüísticas– paulatinamente son desplazadas con el uso del español.

Para que permanezcan es indispensable que se transmitan de manera continua y activa de padres a hijos. Lamentablemente cada vez es más frecuente que este proceso sea interrumpido. Esto se transparenta en reportes del INEGI sobre el uso de lenguas originarias entre los menores de edad. El porcentaje de hablantes en el grupo etario de 5 a 9 años es menor que en el grupo de 10 a 14“.

La especialista en adquisición del lenguaje abundó que las niñas y los niños empiezan a usar en casa la lengua mayoritaria y a desplazar la originaria. Muchas veces por la decisión de madres y padres de impulsarlos a hablar español; pues consideran que les brindará un mejor medio de vida. “Atrás de esta decisión está la inequidad, la falta de respeto y la abierta discriminación hacia lo indígena“.

Migración lingüística

Los hablantes de lenguas mayoritarias favorecemos que las minoritarias se reduzcan y eventualmente desaparezcan. En México, los hablantes migran no sólo geográficamente, sino de lengua, subrayó.

Rojas Nieto refirió que en estudios de sociolingüística de la Universidad de Arizona se ha encontrado que entre hablantes del náhuatl se presentan actitudes contrapuestas respecto a su lengua. La valoran por vincularlos a sus tradiciones, pero a la vez consideran que no les conviene hablarla si pretenden insertarse en sistemas más favorables de supervivencia.

Por el respeto a la diversidad

Es necesario reducir y eliminar los motivos que conducen a la ambivalencia de los hablantes; así como crear conciencia social y fortalecer en la educación el respeto a la diversidad. Además, en las comunidades se deben tener escuelas y maestros bilingües, pues de otro modo “se favorece el desplazamiento lingüístico”, sentenció.

En la actual lucha por el respeto a la diversidad, se debe incluir la diversidad lingüística; es responsabilidad de todos, pues es la decisión y la acción individual lo que hace que el mundo cambie, sostuvo.