Para atender a los adultos mayores se requiere de vocación y respeto

La atención a los adultos mayores debe ir más allá de ser un cuidador, se debe de contar con el perfil adecuado, la capacitación pertinente, pero, sobre todo, tener la vocación, amor y respeto.

Las actividades diarias en la Fundación Un Hogar para el Anciano son importantes para el desarrollo y estancia de los adultos mayores, esto lo explica la administradora Martha Sánchez en entrevista. “Nuestro objetivo es motivarlos diariamente a que realicen sus actividades, que sean activos, que sigan valiéndose por ellos mismos”.

Todos los días despiertan a los adultos mayores a las ocho de la mañana y los ayudan a bañarse. Después sigue el desayuno, descansan una hora y continúan con una importante sesión de ejercicios. Al terminar, descansan una hora y se les da un masaje para ayudarlos en su sistema circulatorio y sus músculos. En varios momentos del día los motivan y ayudan a caminar dentro de las instalaciones, según la condición física de cada adulto mayor.

Referente a la alimentación de los adultos mayores en la casa de asistencia, Sánchez explica que cuentan con una nutrióloga que les determina la alimentación diaria. Comen a la una de la tarde, a las cuatro se les da una colación y cenan a las seis de la tarde para prepararlos para dormir.

La administradora Martha indica que en esta fundación se consideran aprendices del envejecimiento, porque de esta manera aprenden cada día más la manera de ser más eficientes en su trato con los adultos mayores. “Hacer lo necesario para que el adulto mayor no se sienta abandonado. Estamos aquí para apoyarlos, quererlos y darles el cariño que muchas veces sus propios familiares no se los dan”.