Identifican medidas para ayudar a reducir daño de medicación incorrecta después del alta de un hospital

Las personas de 65 años o más tienen menos probabilidades de ser readmitidas en el hospital si reciben ayuda con sus medicamentos durante tres meses después del alta, según descubrió una nueva investigación de la Universidad de Bradford, Reino Unido.

El estudio, “Successful care transitions for older people: a systematic review and meta-analysis of the effects of interventions that support medication continuity” (Transiciones de atención exitosas para personas mayores: una revisión sistemática y un metanálisis de los efectos de las intervenciones que apoyan la continuidad de la medicación) se analizó en veinticuatro ensayos con más de diecisiete mil quinientos pacientes mayores. Se encontró que el apoyo que comienza en el hospital y continúa después del alta es más efectivo para reducir el daño de la medicación incorrecta.

Cambios en regímenes de medicamentos

Muchas personas adultas mayores toman múltiples medicamentos y estos a menudo cambian después de una hospitalización, cuando se encuentran en un momento vulnerable. Los cambios en los regímenes de medicamentos pueden causar confusión o malentendidos, lo que puede llevar a los pacientes a:

  • dosis excesiva
  • dosis insuficiente
  • no tomar medicamentos importantes

Esto puede provocar daños graves, el reingreso al hospital y, en algunos casos, puede ser fatal.

Apoyo personalizado en la transición del hospital al hogar

La directora del estudio de la Universidad de Bradford, Justine Tomlinson, quien también trabaja como farmacéutica para el cuidado de adultos mayores, dice: “Cuando estás en el hospital, todo se hace por ti. Así que para las personas mayores, ser enviado a casa y de repente tener que cuidarte puede ser un verdadero shock. Sabemos que los pacientes necesitan un apoyo más personalizado durante este momento crítico. Nuestra investigación nos ha permitido evaluar cuál debería ser ese apoyo y cuánto tiempo debe durar“.

El equipo encontró que el apoyo que unía la transición entre el hospital y el hogar era más efectivo que el apoyo que solo se brindaba en el hospital o en el hogar. Este apoyo “de transición” fue más exitoso en la reducción de ingresos hospitalarios cuando duró al menos 90 días después del alta.

Reconciliación de medicamentos

Otra actividad que resultó efectiva para reducir los reingresos hospitalarios fue un proceso llamado ‘reconciliación de medicamentos‘. Esto involucra a un profesional, a menudo un farmacéutico, que compara los medicamentos recetados previamente por el médico de cabecera y los recién recetados por el hospital para identificar cualquier omisión o conflicto. En lugar de ser solo un ejercicio en papel, se debe incluir una conversación con el paciente o su cuidador, afirma la Sra. Tomlinson.

Los pacientes no siempre toman los medicamentos que los médicos de cabecera les han recetado, por lo que simplemente al mirar los historiales de recetas no le dará una visión completa“, explica la Sra. Tomlinson. “A veces los pacientes optan por no continuar con un medicamento o simplemente lo han olvidado con el tiempo. La reconciliación de medicamentos forma parte de las pautas oficiales. Pero si los pacientes no están involucrados en el proceso, aún puede tener errores“.

Trabajar con pacientes para ayudarlos a manejar mejor sus medicamentos y dar un seguimiento telefónico después del alta fueron las otras dos actividades más efectivas para reducir los ingresos hospitalarios.

En conclusión

De los veinticuatro ensayos analizados para el estudio, solo cuatro se realizaron en el Reino Unido. Los otros se realizaron en otros países europeos, Estados Unidos, Australia, Canadá, Taiwán y Singapur. La Sra. Tomlinson ahora realiza entrevistas con pacientes y profesionales de la salud para desarrollar un proceso basado en estos hallazgos que se puede probar en el Reino Unido.

El daño relacionado con los medicamentos al que están expuestos los pacientes mayores al alta es grave y evitable. Pero a menudo sienten que tienen que aceptar estos problemas como un hecho de la vida a medida que envejecen“, dice la Sra. Tomlinson. “Nuestra investigación muestra que no tiene por qué ser así“.