13 DE ENERO: DÍA MUNDIAL DE LUCHA CONTRA LA DEPRESIÓN

Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), la depresión se considera “un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.”

Hoy en día, el diagnóstico oportuno de este trastorno es de suma importancia, puesto a que sus repercusiones afectan la integridad y calidad de vida de quien lo padece, y de quienes lo rodea, sobre todo cuando la depresión tiende a tener una durabilidad crónica.

Actualmente, según las últimas actualizaciones de la OMS, “[…] es una enfermedad frecuente en todo el mundo, y se calcula que afecta a más de 300  millones de personas”. De ahí, que la OMS y diferentes instituciones, lo consideren un serio problema de salud y fomenten acciones para su prevención, diagnóstico y tratamiento oportuno.

 

SINTOMAS:

No todas las personas con enfermedades depresivas experimentan los mismos síntomas. La gravedad, frecuencia y duración de los síntomas varían dependiendo de la persona y su enfermedad en particular.

A continuación destacamos algunos de los síntomas más comunes entre quienes padecen este trastorno:

  • Sentimientos de tristeza, ansiedad, desesperanza.
  • Fatiga y falta de energía.
  • Autoestima baja.
  • Dolores persistentes (digestivos, de cabeza etc…).
  • Trastornos del sueño como insomnio, despertares frecuentes durante la noche, dormir durante muchas horas seguidas…
  • Dificultad para concentrarse, recordar cosas, o mantener la atención.
  • Pérdida de interés en la realización de actividades que antes nos agradaban. Asimismo, puede darse también la pérdida por el interés en mantener relaciones sexuales.
  • Pérdida del apetito o apetito exacerbado.
  • Ideas suicidas o intentos de suicidio.

Este último síntoma, denota una preocupación alarmante y de suma importancia, dadas las actuales estadísticas, demostrando que “cada año se suicidan cerca de 800 000 personas, y el suicidio es la segunda causa de muerte en el grupo etario de 15 a 29 años”.

 

13 DE ENERO: DIA MUNDIAL DE LUCHA CONTRA LA DEPRESIÓN.

La OMS, como parte de las medidas de prevención ante la depresión, sus alarmantes repercusiones y estadísticas, establece el día 13 de Enero, como Día Mundial de la lucha contra la depresión, de modo que se fomente una reflexión ante tal trastorno y permita generar líneas de acción para la prevención, detección y tratamiento.

 

DEPRESIÓN Y VEJEZ.

El trastorno de la depresión, lamentablemente durante la vejez tiende a ser crónica y recurrente, e incluso es uno de los principales padecimientos detectados durante la atención médica, y si bien los síntomas en gran medida siguen siendo los mismos que en cualquier otro grupo de edad, lo que es realmente alarmante es respecto a las repercusiones, puesto a que  la tasa de suicidio en adultos mayores, ha ido en incremento.

 

 

La presencia de depresión en la vejez, tiene una estrecha relación a:

  • Rol social actual de la persona mayor en su familia, comunidad e incluso nación.
  • Jubilación.
  • Falta de integridad social.
  • Presencia de enfermedades y/o complicaciones.
  • Síndrome de nido vacío.
  • Muerte del cónyuge.
  • Sexo femenino.
  • Institucionalización.
  • Dolor crónico.
  • Entre otros.

Es de suma importancia, detectar a tiempo los síntomas, comportamientos y emociones negativas que la persona mayor refleje, y consultar a su Geriatra, Gerontólogo o psicólogo más cercano, de esta manera evitamos las complicaciones y la durabilidad de este trastorno.

 

REFERENCIAS: 

Organización Mundial de la Salud (Diciembre, 2019). Depresión. OMS [Web] Recuperado de https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/depression 

Guía de Práctica Clínica (2011) Diagnóstico y tratamientos de la depresión en el adulto mayor en el primer nivel de atención. México; Consejo de salubridad general. [PDF] Recuperado de http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/194_GPC_DEPRESION_AM/GPC_DEPRESION_ADULTO_1er_NIV.pdf